2 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En Colombia aplauden la improvisación y el populismo

1 de mayo de 2020

Cuando Taiwán informó al mundo sobre la presencia de una nueva pandemia, la OMS no los escuchó porque según la burocrática entidad, deben oír primero a China y esperar su autorización. Sin embargo, Corea del Sur y Japón atendieron el llamado y comenzaron a tomar precauciones.

En Colombia el presidente escuchaba a Maluma y se demoró tres meses para nombrar un ministro de Salud. ¿La demora? Esperaba reuniones de los dueños de Cambio Radical para que le enviaran un candidato. Mientras tanto, el virus avanzaba.

Sólo hasta el 14 de marzo se reunieron para plantear la situación. En un craso error, ignorando el poder del virus, metieron en el flamante encuentro del Palacio de Nariño, al alcalde de Popayán que con el Covid incluido abrazó a diestra y siniestra.

Vino toda clase de improvisaciones. Contratos por doquier, sobre costos y una corrupción nunca imaginada. Los alcaldes y gobernadores encontraron una nueva metodología para ganar en las encuestas: decir frases populistas, aprovecharse con su verbo de los pobres y anunciar lo inimaginable. Ahí están los resultados. Cualquier estudiante de noveno grado puede sacar las conclusiones.

¿Dónde están los informes del embajador de Colombia en China?

Un embajador tiene un sueldo que oscila los 25 mil dólares. Se envían para que informen sobre las novedades políticas, económicas, militares, sociales y de interés general en el país.

A los colombianos les gustaría conocer los informes o alertas desde China sobre el Coronavirus.

El Embajador de nuestro país en China es Luis Diego Monsalve Hoyos, abogado de la Universidad Pontificia Bolivariana, cuenta con un MBA de la Universidad EAFIT y una maestría en Administración Pública de la Universidad de Harvard, según dice su hoja de vida que cuelga en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Al menos por puro populismo el llamado Congreso de la República deberían de hacer un debate político sobre su función y sobre cómo le anunció al país sobre la pandemia, si es que lo hizo.

FALTA UN MES PARA LLORAR

Quedan unos 30 días para que los deudores de los bancos y de las tarjetas de crédito comiencen a sentir la verdadera pandemia: la económica.

Más de una cara larga se verá en las gélidas oficinas bancarias. No piensen, por un segundo, que los bancarios tienen corazón. No. Ellos sólo buscan réditos y los clientes serán exprimidos hasta la saciedad.

LA CORRUPCIÓN LLEGA A LA MENSAJERÍA

Un ciudadano pensaría que la corrupción es sólo cuestión de la clase política. No señores.

Las quejas son persistentes. Los pedidos de algunos supermercados pueden llegar con sorpresas: las libras no serán de 500 gramos sino de 350, no le aparecerán las los kilos de costilla que pidió y muchas cosas se pueden quedar por el camino.

Qué mañas. No se aprende de lo bueno sino lo de los políticos.

NO DISIMULAN

Por estos días la gente de las notarías está atafaga de trabajo: escrituras de lotes, fincas, casas corren como si no hubiera pandemia de Coronavirus, una letal bestia que azota al mundo.

La razón: los dividendos que están dejando los sobrecostos de los mercados, las ganancias ocasionales no declaradas ante la DIAN.

Esto no produce sino grima.

LOS ABUSOS DE LA COMPAÑÍA ELÉCTRICA DE OCCIDENTE

Los caucanos están cansados de los abusos de esa empresa de energía. Es tan cruel la situación que han enviado misivas al presidente de la república –sin respuesta aún–, a la Superintendencia de Servicios Públicos, a la Defensoría del Pueblo, a los medios de comunicación nacionales e internacionales para protestar por la manera como maneja la empresa privada el servico.

Yúler James Gallego Bedoya, personero del municipio de Silvia le escribió al mandatario de los colombianos: “un reajuste inusual, causando afectación económica a todos los estratos residenciales, no residenciales y sectores rurales, realidad que ha conllevado a que estas personas se acerquen a poner la quejas”, precisando además que la CEO ostenta una “situación que no es solidaria, ni representa ningún apoyo social por parte de la empresa”.

HASTA EL PERSONERO SE LEVANTÓ DEL ESCRITORIO

Hasta el personero de Popayán Jaime Andrés López Tobar protestó y escribió: “Con respecto a la facturación del periodo correspondiente al mes de marzo y luego de una revisión de más de 300 recibos, se obtuvieron las siguientes conclusiones: el 90% de la facturación incumple la información mínima (lectura actual y lectura anterior de consumo) que debe contener de acuerdo a lo estipulado en la Ley 142 de 1994 y el correspondiente contrato de condiciones técnicas uniformes. Se evidenció además que, desde enero al mes de marzo de la presente anualidad, se ha incrementado en un 7% del valor del Kwh y que, en el mes de marzo, el valor de la factura del servicio de energía aumentó en un promedio del 65% respecto al periodo inmediatamente anterior”.

¿POR QUÉ SALIÓ LA MINISTRA SI ERA TAN BUENA PERSONA?

Tremendo problema se le creó a la exministra Sylvia Constaín con la licitación del dominio .co, asunto que ya la Procuraduría llamó a la Secretaría de MinTic a presentar sus descargos.

Fue tal la presión que la doctora Sylvia determinó armar sus bártulos y partir dejando a media marcha la entrega de las nuevas emisoras comunitarias, la entrega de prorrogas para las licencias de las estaciones de AM y FM y otros asuntos pendientes.

El ministerio quedó manga por hombro. Ahora, mientras se acomoda la nueva titular, pasarán unos seis meses más y se perjudicará la radio comercial.

LA UCEP TAMBIÉN ESTÁ EN LA OLLA

Un llamado al Gobierno Nacional lo hizo Ximena Tapias Delporte, Presidente Ejecutiva Unión Colombiana de Empresas Publicitarias UCEP quien manifestó: “…vemos necesario y urgente atender aquellos problemas que aquejan la denominada “ECONOMÍA CREATIVA” en las presentes y mediatas circunstancias. La publicidad no es solo la expresión que incentiva la demanda de bienes, productos y servicios en el mundo, también contribuye en la generación de valores y tendencias de la sociedad y que, además, es necesaria para la existencia de los medios de información y comunicación considerados no solamente indispensables para las democracias, sino servicio esencial en estos particulares momentos de adversidad”.

VUELVE DANIEL SAMPER

Sin ser adivinos se podrá pronosticar que la columna que escriba el veterano Daniel Samper Ospina será la más leída el próximo domingo.

Aparecerá en losdanieles.com. Daniel ha escrito varios libros y fue el guionista de la célebre comedia “Dejémonos de vainas” que tanto impacto tuviera en la pantalla chica en los años ochenta. Además, fue el creador de la unidad investigativa de El Tiempo y por sus denuncias debió dejar el país y radicarse en España.

Ahora les hará la segunda a su hijo y a Daniel Coronel.