19 de agosto de 2022
Directores
Evelio Giraldo Ospina
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez

¿Una segunda emergencia económica sin controles?

30 de abril de 2020
Imagen Unimedios

Impotentes se encuentran los colombianos ante la situación expuesta en este momento en el país. Por un lado, una pandemia galopante, con sus miedos y sus sorpresas. Por el otro, la espeluznante corrupción y los gastos onerosos del Estado.

No salen del asombro ante las denuncias de las mismísimas entidades de vigilancia que no dan abasto para revisar contratos llenos de otrosí y complementos que no son más que triquiñuelas para cumplir con la “forma” que exige la Ley 80.

Lo importante es llenar de papeles, fotocopias a 150, recibos con firmas de recibidos, fotos copiadas de un lado a otro para darle elegancia y para que los peritos de la Contraloría les aprueben los gastos.

El presidente anuncia una segunda emergencia. Lo que significa más mercados costosos, robos por doquier y derroche como las compras de vehículos blindados para la presidencia de la república y las encopetadas cortes de Justicia.

¿Y EN LOS PUEBLOS QUÉ?

El robo es general. No vayan a pensar que se trata de las grandes entidades del Estado. Las quejas de las veredas alejadas y de los municipios de las zonas territoriales abundan por doquier.

Algún vivo se le dio por decir que pusieran banderas rojas donde necesitaban ayudas. Resultado: se acabaron los trapos de ese color. Un despistado pensó que el partido Liberal había resurgido de sus cenizas y otros que se trataba del regreso del América de Cali, pero lo doloroso, es que se nota que Colombia es un país de pobreza donde la clase política se aprovecha para robarla aún más.

CHUSPAS VA POR EL SENADO DEL PACÍFICO

Tremendo poder tiene el senador Luis Fernando Velasco. Si una persona va al Cauca, en cualquier de las dependencias habrá un seguidor del parlamentario. En todas las oficinas de la Alcaldía de Popayán hay un fanático del ilustrísimo abogado. Cualquier investigación que se haga en el hospital, planeación, empresa de energía, juntas de acción comunal o colegios, está detrás la mano del ilustre personaje.

En los últimos meses se le ha visto dar la pelea en el Valle del Cauca, donde tiene una contrincante politiquera de primera línea: Dilian Francisco Toro. Velasco araña el poder con el Partido Liberal, en el departamento donde no se mueve una mata de caña sin el permiso de la exgobernadora.

Velasco hace maromas también en Nariño y el Chocó para lograr un sueño: ser el parlamentario del Pacífico.

EL CAUCA RECONTRADIVIDIDO POR LA MAFIAS

Es tal la subdivisión que tienen los poderosos carteles de la droga en el Cauca que, en algunas familias, un hijo es del ELN, el otro de las FARC, uno más de las disidencias y otro del Cartel del Golfo.

Los indígenas tuvieron algún poder hace unos años, pero también están divididos. Además, la clase política corrompió a las tribus y con triquiñuelas han partido a los nasas, a los guambianos y demás etnias.

En un informe de Caracol Televisión, Marcela Pulido trataba de explicar el complicado mapa de narcotráfico que se mueve en el Cauca y casi lo obtiene.

Y pensar que los caucanos son una raza noble, trabajadora y de gran desarrollo.

OTRA VEZ A LLORAR POR LA PALMA

Durante los últimos 30 años, las campañas por la gobernación de Cundinamarca han prometido la construcción de la vía que de Zipaquirá conduce a La Palma.

La trocha aparece en los mapas del Ministerio de Obras y de la mismísima gobernación como pavimentada. Ha sido el robo más descarado de los últimos años.

Un tramo de unos 40 kilómetros entre Talauta y La Palma, en un automóvil puede demorarse dos horas por el pésimo estado de la vía.

Miles de toneladas de naranjas, papayas, melones, guanábanas y panela, se pierden por la falta de una vía de comunicación.

JORGE VELOSA LLORÓ ESCUCHANDO LA VERSIÓN DE JULIA, JULIA, JULIA

Para los entendidos en la materia musical de carranga sostienen que “Julia, Julia, Julia” es el mejor tema de Jorge Velosa y que fuera grabado en 1980.

Julia era una muchacha de Ráquira, pretendida en ese momento por don Jorge, un conductor de camión. El hombre vivía enamorado de ella, pero no sabía cómo demostrárselo. Le contó sus cuitas al noble compositor veterinario, quien de inmediato sacó papel y lápiz y de una sola jornada le compuso el tema.

Don Jorge, el del camión, falleció hace un par de años, pero logró su objetivo: casarse con la muchacha de sus sueños.

Hace unas semanas Maritza Saavedra y Angélica Ramírez, dos coguañas, lo buscaron y le pidieron permiso para adaptar la canción en tiempos de coronavirus.

Jorge escuchó la nueva versión: “Julia, Julia, Julia por favor, lávese las manos con agua y jabón. Mire que este virus nos quiere fregar y con precauciones se puede evitar”.

Al cantante y compositor boyacense le sudaron los ojos castaños y aceptó de una la propuesta. No era para menos.

ADIÓS AL FÚTBOL

Los comentaristas, narradores y periodistas deportivos insisten en que el fútbol volverá este año y que será como lo han visto toda la vida. No. Lamentable noticia: el virus le dio un golpe mortal al pasatiempo que acaparaba multitudes.

Los comunicadores deberían dedicarse a buscar nuevas posibilidades deportivas como juegos en las casas, play station, zoom de competencias, esparcimientos de intelecto, pruebas del saber, test de conocimientos de cultura general.

Y buena falta que les hace un repaso de historia y geografía. Por lo menos ya no se necesitarán las alharacas de Eduardo Luis.