5 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Sin descanso y caso a caso sospechoso de COVID-19, la Sala de Análisis de Riesgo realiza la vigilancia epidemiológica en Risaralda

26 de abril de 2020
26 de abril de 2020

  • La Sala opera en horario extendido y realiza actividades de investigación para contener la propagación del virus y realizar búsqueda activa a los contactos que tuvo un paciente, que en prueba diagnóstica, fue positivo para SAR-CoV-2.

Pereira, abril 26 de 2020. El Secretario de Salud departamental, Javier Darío Marulanda, destaca las diversas actividades especializadas para la contención del COVID-19 en Risaralda que ha liderado la Sala de Análisis de Riesgo – SAR – la cual cuenta con un grupo interdisciplinario especializado del Departamento; además, de las acciones de verificación de los datos reportados por los Prestadores de Servicios de Salud y la investigación de campo que a diario se hace en conjunto con los municipios, así como la toma de muestras.

“Esta es una Sala que tenemos todos los departamentos y se llama Sala de Análisis de Riesgo y allí la conforman un equipo de profesionales fundamentalmente Epidemiólogos, Infectólogos y profesionales de la salud y algunos bacteriólogos con epidemiología o especialistas en Salud Pública; y lo que hace es, hacer el seguimiento a los contactos de casos sospechosos o a los conglomerados, que en el caso de Risaralda tenemos un conglomerado en una clínica y se hace, entonces, el análisis vertical y horizontal de los contactos, las posibilidades del contagio, cuál fue el riesgo, cuáles fueron las fallas, cuáles son las determinaciones que hace, a quién hay que tomarle muestra; e incluso, en qué momento se toma la muestra”, dice el secretario de Salud, Javier Darío Marulanda.

El funcionario destaca que, el virus COVID-19 tiene un periodo de incubación y si se considera que el contacto de un paciente positivo con otra persona fue uno o dos días antes, esta persona tendrá que aislarse pero la prueba no podría hacerse inmediatamente porque probablemente saldría negativa, en cambio si se hace en el día cinco, seis o siete, ahí la probabilidad de mostrar si se posee el virus es mucho mayor.

“A las personas aisladas, hay que estarles hablando, hay que estarles tomando la temperatura, conocer sus signos y síntomas, hay que estarlas llamando, a muchos haciéndole acompañamiento psicológico y entonces eso es lo que hace la Sala; hace seguimiento a los positivos que hay y a todos los contactos de los positivos, como lo son los contactos estrechos que están, o esperando resultado o pendientes de que le tomen la muestra”.

Frente a la toma de muestras, el médico Marulanda dice que las personas que están pendientes que se les tome, no es porque no se quiera realizar o porque no se tenga disponibilidad, sino porque  los días en que se debe hacer los marca un programa en que, específicamente, se pueda tener mayor resultado ya sea positivo o negativo para COVID-19, con alta credibilidad.

“Cuando aparecen los brotes específicos en conglomerados, tomamos muestras y nos aumenta el porcentaje de positivos; por ejemplo, de X número de muestras un porcentaje de positivos, cuando veníamos en un promedio de 100 muestras salían 6, 5, 8 que es más o menos lo normal. Ahora, estamos haciendo alrededor de 200 muestras diarias”, asegura el Secretario de Salud.

De acuerdo al número de muestras diarias en el departamento, con una incidencia mayor en Pereira y Dosquebradas, por tener más casos positivos, desde el Laboratorio de Salud Pública de la Secretaría de Salud se han enviado muestras recientemente a Medellín, dado que, en el aglomerado de casos que se presentaron en la clínica Los Rosales, más de medio millar muestras se han tomado, sin contar las que se toman a todo el personal de salud de forma constante y que labora en los centros asistenciales de mediana y alta complejidad en salud.

Frente a la georreferenciación de los casos y los aglomerados, Javier Darío Marulanda aseguró que, “hoy tenemos, Los Rosales con seguimiento y cercado, y dos o tres sitios en Pereira y Dosquebradas que ya por georreferenciación que se llaman zonas de calor, en unos barrios en donde hubo personas con virus; pero también muchos han salido de este virus, ya llevamos alrededor de 30 personas que ya han superado el virus y les ha salido la prueba negativa una, dos o tres veces y ya se han recuperado; entonces, ya no son los mismos que hace un mes atrás”.

“Las medidas como el aislamiento han reducido y nos han servido muchísimo en el tiempo y para aplanar la curva, para no tener todos los casos en un solo instante; pero no evita ese contagio, siempre vamos a tener personas contagiadas, pero buscamos que no sean las personas con factores de riesgo para no tener complicaciones y probabilidades de muerte y que vayan también recuperándose muchos”, concluyó, el Secretario de Salud de Risaralda.