25 de mayo de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Exmilitar venezolano Alcalá se declara «no culpable» ante juez de Nueva York

1 de abril de 2020
1 de abril de 2020

Nueva York, 01 de abril (EFE).- El militar retirado venezolano Cliver Antonio Alcalá Cordones, uno de los 15 acusados por el Gobierno de EE.UU de narcotráfico, junto con el presidente de su país Nicolás Maduro, se declaró «no culpable» de los cargos ante un juez federal en Nueva York, en una audiencia a través Internet con el programa Skype.

Alcalá Cordones, que se entregó a las autoridades el pasado viernes en Colombia y que se desconoce dónde se encuentra, autorizó a que su comparecencia ante el juez para el distrito sur de Nueva York se llevara a cabo de esa forma, una de las medidas que han tomado los tribunales de Nueva York, epicentro de la pandemia del coronavirus.

El venezolano estuvo representado por sus abogados Adam Kaufman y Anthony Capozzolo, contó con ayuda de intérpretes, en una audiencia que fue presidida por el juez Paul E. Davison, quien fijó la próxima fecha del caso para el 26 de junio, según demuestran documentos de la corte.

Los documentos indican además que la audiencia se llevó a cabo este lunes 30 de marzo, en la que el Gobierno de EE.UU estuvo representado por el fiscal Matthew LaRoche.

El general venezolano retirado se entregó en Colombia a agentes de la DEA, un día después de que el Gobierno estadounidense presentara cargos por narcoterrorismo contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y otros funcionarios y exfuncionarios venezolanos, entre ellas el dirigente oficialista Diosdado Cabello, uno de los hombres fuertes del chavismo.

Alcalá Cordones es el primero de los 15 acusados que pasa a estar bajo custodia estadounidense y se espera que colabore con los fiscales del caso.

Aunque algunos medios aseguran que está en Nueva York, un portavoz de la fiscalía dijo a Efe que no haría comentarios sobre este caso.

EE.UU. ofrecía una recompensa de 10 millones de dólares por la captura de Alcalá por su presunto papel a la hora de permitir a narcotraficantes colombianos mover cocaína a través de Venezuela.

De acuerdo con las fiscalías de Florida y Nueva York, donde se presentaron los cargos, durante los últimos 20 años, desde que el difunto presidente Hugo Chávez asumiera el poder en 1999, el Ejecutivo venezolano ha participado en una «violenta y corrupta conspiración» con las FARC para traficar con cocaína.

EE.UU. calcula que las FARC y el «Cártel de los Soles» consiguieron ingresar en territorio estadounidense unas 250 toneladas de cocaína de manera anual desde 2004.

La orden de realizar todos los procedimientos de la corte por teléfono se extenderá hasta el próximo 1 de junio, debido al coronavirus. EFE