2 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Banco Mundial apoyó la recuperación del tejido social en Samaná

28 de marzo de 2020
28 de marzo de 2020

Manizales, 28 marzo 2020. Samaná fue uno de los municipios de Caldas más golpeado por el conflicto armado, allí la Unidad para las Víctimas ha adelantado varios procesos de reparación individual y colectiva, que incluyen acciones acompañadas de un fuerte componente psicosocial.

Fue en este municipio del oriente de Caldas, en el marco del proyecto de «Reparación a Víctimas para la Reconstrucción Social», desarrollado por la Unidad para las Víctimas y el Banco Mundial, con concurso del Gobierno sueco, que varias de las asociaciones de víctimas se vieron beneficiadas con la entrega de elementos imprescindibles para el desarrollo económico de sus familias en la línea alimenticia.

“En Samaná, hemos venido desarrollando acciones en distintos frentes que nos permiten confirmar que realmente estamos recuperando el tejido social de la mano de la población víctima, una de esas acciones se adelantó en el año 2018, con la entrega de nueve neveras industriales y equipos de cómputo como portátiles e impresoras que fueron vitales para impulsar el desarrollo económico en asociaciones de víctimas con un fuerte componente en materia del manejo de productos lácteos, cárnicos y dulces”, explicó Laura Moreno, directora territorial de la Unidad en el Eje Cafetero.

La medida implementada el 13 de agosto de 2018, benefició nueve asociaciones de víctimas en cabeza de la Asociación de Mujeres Emprendedoras Víctimas de Samaná, la inversión en estas neveras industriales y los equipos de cómputo ascendió a casi $140 millones de pesos.

Esta acción sirvió para fortalecer el Centro de Acopio Municipal, reconstruyendo un proyecto de vida colectivo que tenían las víctimas de la localidad, cumpliendo requisitos esenciales como los de sostenibilidad, gradualidad y progresividad, para beneficiar a por los menos 150 personas de manera directa.

En líneas generales, el director general de la Unidad, Ramón Rodríguez Andrade, indicó que el convenio: “permitió atender a 55 sujetos de reparación colectiva, con 121 acciones de reparación, beneficiando a 8.000 sobrevivientes del conflicto de manera directa y de otros 80.000 de forma indirecta”. El referido proyecto contó con una donación total para todo el territorio nacional de 4.7 millones de dólares.

En la actualidad, la gran mayoría de las medidas y acciones que se encuentran inmersas en el Plan de Reparación Integral de Samaná, ya fueron implementadas, se calcula que el cierre de este sujeto de reparación colectiva se pueda realizar durante la presente vigencia.

«Ha sido muy importante lo que la Unidad el Banco Mundial aportaron a las organizaciones de víctimas, porque de esa manera nos da un posicionamiento en la parte organizativa y financiera, logrando salir adelante y presentando resultados importantes en el trabajo que se realiza en el Centro de Acopio», argumentó Margarita Morales, representante de Mujeres Emprendedoras de Samaná.

En materia de reparación individual, Samaná cuenta en la actualidad con una población víctima de 17.864 personas, de las cuales 2.279 ya ha recibido la indemnización administrativa por parte de la Unidad, según los datos de la Red Nacional de Información, en ese sentido la inversión asciende a $13.751 millones de pesos.