26 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Piden a la Corte Constitucional mantener registro de abusadores sexuales

5 de febrero de 2020
5 de febrero de 2020
Abusadores sexuales capturados en Bogotá. Imagen lafm

 Bogotá, 05 – 02 – 2020. Luego de más de 9 meses de la entrada en vigencia de la ley 1918 de 2018, que inhabilita a trabajar con niños a quienes hayan cometido delitos sexuales contra menores de edad, una demanda a la norma vuelve a poner el riesgo la seguridad de la niñez colombiana.

La ley, de autoría de la Senadora Nadia Blel y reglamentada por el presidente Iván Duque el pasado mes de abril, creó el registro de abusadores sexuales, el cual debe ser consultado por todas las entidades públicas y privadas que tengan bajo su responsabilidad el cuidado o la educación de los niños antes de contratar a su personal.

Sin embargo, una demanda interpuesta ante la Corte Constitucional busca ahora tumbar la ley, desconociendo los derechos fundamentales, la protección especial y el interés superior de la que gozan los niños, al permitir que estén bajo la custodia de personas condenadas por delitos sexuales, teniendo en cuenta el alto grado de reincidencia mostrado por quienes han cometido estos crímenes contra los menores de edad.

La Senadora Nadia Blel reiteró que este registro no es de carácter público y sólo puede ser consultado por las entidades autorizadas por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar con previa autorización del aspirante al cargo. El resultado de dicha consulta no puede ser utilizado para otros fines distintos a los establecidos, so pena de sanción.

Según la Fiscalía General de la Nación, en los últimos 5 años más de 10 mil personas han sido condenadas por delitos sexuales contra niños, niñas y adolescentes. Muchas de ellas fueron conocidos o personas cercanas a los niños. Con esta ley se busca prevenir que más menores de edad sigan siendo víctimas de agresiones sexuales, teniendo en cuenta que tan solo el año pasado se presentaron 23.674 casos de abuso en todo el territorio nacional contra niños y niñas.