27 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Panem et circenses

15 de diciembre de 2019
Por Eduardo Aristizábal P.
Por Eduardo Aristizábal P.
15 de diciembre de 2019

Esta frase tuvo su origen en Roma en la Sátira X del poeta romano Juvenal,  100 A. D. La frase en latín panem et circenses, pan y juegos del circo,  es interpretada  como la última atención del pueblo romano, que había olvidado su derecho de nacimiento a vincularse a  la política.

En la Roma Imperial ya se organizaban grandes espectáculos como,  combates de gladiadores, carreras de  luchas de fieras, representaciones teatrales, entre otros, de los cuales fuimos testigos modernos a través de las grandes producciones del cine mundial que con tanto éxito se exhibieron  en las diferentes salas del país.   Este pasatiempo y la distribución de alimentos  gratuitos se convirtieron en las dos grandes herramientas de control social. Es lo que a través del tiempo se  consolidó  tradicionalmente como la política del “pan y circo” para el pueblo Pan y circo, en latín: panem et circenses, fue una política de enajenación de las masas.

 Los comandantes romanos, para evitar los permanentes  levantamientos populares por parte de los plebeyos, programaban particulares espectáculos artísticos y suministraban comida  a la población   para que  pudiesen quedar satisfechos con la situación que padecían. Mientras el pueblo tuviera comida y distracciones no habría reclamaciones ni tensiones internas que comprometieran la estabilidad del gobierno. Infortunadamente esta situación parece que hubiera dejado de ser historia  y  pasó a convertirse en noticia de todos los días,   una noticia en ésta edad moderna.

 En nuestro país,  ese sofisma ya se convirtió a través de los años en una estrategia  favorita de los mandatarios para bajarle la temperatura a los momentos más candentes de la realidad social y económica de los colombianos y el deporte ha sido una arma fundamental para lograr esos propósitos y la FIFA, directamente, o a través de la Conmebol o Federación Colombiana de Fútbol, han aprovechado tan suculentos manjares y los han disfrutado plenamente, favoreciéndose con exuberantes utilidades.

 Nuestro presidente, acogiéndose a la política de pan y circo acogió la oferta de la Conmebol de realizar parte de la programación de la Copa América del próximo año. Un espectáculo  que aparentemente dejara una significativa derrama económica para el país, pero que concretamente favorecerá económica y básicamente a los grandes empresarios  colombianos, del sector privado, y habrá algunas migajas para los estratos bajos que durante unos días tendrá un elevado número de clientes a quien venderle sus viandas y refrescos en las cercanías de los estadios. ¿ Y el estado qué ?

Mientras los congresistas no han podido destrabar el estatuto anticorrupción,  las Comisiones Económicas del Congreso comenzaron la discusión de un proyecto de ley presentado por el Gobierno, el cual exime del pago de algunos impuestos a la Conmebol y otras asociaciones por la realización de la Copa América en Colombia  en este 2020.

 Según el ponente de esta iniciativa, el senador del Centro Democrático, Fernando Nicolás Araújo, la Copa América traerá enormes beneficios económicos para el país en materia turística y generará millonarios ingresos. ¿ Si serán tantos. Se justificarán ?

 Son exenciones de todo tipo, en el impuesto de renta, en el Gravamen a los Movimientos Financieros y otro tipo de exenciones. El pueblo, que es sabio dice: » buenos es culantro, pero no tanto,» para referirse a los perjuicios de los excesos.

Eso implica ingresos fiscales a la nación de más de 53.000 millones de pesos, pero esos ingresos tendrán un costo fiscal por estas exenciones de alrededor de 38.000 millones. Es decir, en el neto habrá más ingresos para el comercio y para la economía colombiana, es decir una diferencia favorablemente solamente de 14.000 millones.

 La iniciativa tiene mensaje de urgencia y debe ser aprobada antes del 31 de diciembre para que pueda entrar en vigencia el 01 de enero, cuando empieza el nuevo año fiscal y para lograrlo, los Honorables Congresistas están corriendo, ya paso el  primera  revisión esta semana y seguramente a pupitrazo limpio será aprobado el proyecto,  porque a la hora de reclamar boletas , pases ,credenciales regalos y demás,  el fin justifica los medios.