17 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Los Hermanos Lebrón, una progresión del rock al boogaloo y de ahí a la salsa

22 de diciembre de 2019
22 de diciembre de 2019
Ángel Lebrón. EFE Carlos Durán Araújo.

Carlos Andrés Valverde

Bogotá, 22 dic (EFE).- En la historia de la música latina sobresale una agrupación que desde los años 60 progresó desde el rock al boogaloo y terminó llenando de «Salsa y Control» al mundo afroantillano, ese que va de Nueva York hasta Cali, pasando por su natal Aguadillas en Puerto Rico. Son los míticos Hermanos Lebrón.

En entrevista con Efe, su director, Ángel Lebrón, habla de la historia de la icónica agrupación, de sus éxitos y de su próxima presentación en el Superconcierto que prepara la Feria de Cali, una de las festividades más tradicionales de Colombia y en la que se rinde culto a la salsa del 25 al 30 de diciembre.

El viernes 27 de diciembre en el Estadio Pascual Guerrero estarán presentes, además de los Lebron, Romeo Santos, Anuel, Silvestre Dangond, el Grupo Niche, el Gran Combo de Puerto Rico, Jeison Jiménez y Jessi Uribe.

EN LA PIEL DE UN LEBRÓN

Pregunta: ¿Quiénes fueron Francisco Lebrón Feliciano y Julia Rosa Sosa?

Respuesta: Mi papá y mi mamá. A él no le gustaba la música porque decía que eso no era trabajo y a mi mamá en cambio le encantaba porque era bailarina de salsa, era muy buena.

P.: ¿Y para usted quién es Pablo López?

R.: Mi hermano mayor y para mi la voz más preciosa que ha habido, un cantante increíble que yo creo que jamás se va a duplicar una voz como la de él. Su muerte aún nos tiene destrozados, él fue el único que cantó todos los éxitos de Lebrón, con excepción de «Que Pena».

P: Si a su papá no le gustaba la música, ¿entonces cuál fue el aporte de él en la génesis de los Hermanos Lebrón?

R.: Él escribía décimas y nosotros le sacamos varias canciones como «Mi Fracaso» (…), cogíamos de esas libretas que él dejó muchas décimas en las que él narraba su vida. Por ejemplo, yo le hice a él, de lo que sustraje de sus historias, la canción «Esposa y Querida».

P.: ¿Y cómo es la historia de «Esposa y Querida»? Una letra que hoy en día sería para polémica; «Dios procreo la mujer y fortuna él le dio, eso es lo que nombro yo, gracias cariño y placer. A mi modo de entender hay muchas que son vencidas, que suben tus floridas aún bajo su virtud. A contarle a Jesús porque hay cosas en la vida, todo hombre debe tener esposa y una querida».

R.: Eso fue de la vida de él, él tenía nueve cuadernos llenos de su diario en los que contó su vida y ahí yo los leía y saqué esa canción.

P.: ¿Cómo los cambia a ustedes musicalmente el boogaloo?

R.: Nos cambió la vida porque nosotros empezamos tocando rock y, cuando el boogaloo salió, tuvimos la suerte de llamar a una compañía disquera que se llamaba Cotique y ellos vinieron a escucharnos y en dos semanas grabamos y al mes ya éramos bien famosos con ese primer álbum de boogaloo («Psychedelic Goes Latin»).

P.: En 1970 aparece «Salsa y Control», un superéxito de la historia de la salsa…

R.: Bueno, eso lo escribió mi hermano José Lebrón y eso cambió la música, porque la música en aquellos días todo era mambo, cha cha, guaracha, rumba, pero cuando grabamos «Salsa y Control» ya todo cambió, todo pasó a ser salsa, el ritmo tuvo nombre (…). Concierto de salsa, baile de salsa, concurso de salsa.

P.: ¿De dónde sale la vecina del tema de 1970 «Piénsalo Bien»?

R.: (Risas)… Mi hermano José Lebrón dijo que él la escribió por mí, pues yo compré una casa y en esa casa vivía en el primer piso una mujer y a mi hermano se le ocurrió escribir de esa vecina (…), que entonces como a los dos años fue mi esposa.

P.: En 1971 aparecieron «Falta», «La Temperatura», «Che Manía» y «La Agonía», superéxitos que estaban en el álbum «Picadillo a la Criolla». ¿Cómo fue esa avalancha de talento?

R.: Nos salieron muchos, de verdad, muchos éxitos (…). Suerte yo creo, pero en aquellos días tú escribías un LP y te tocaban una canción y te tocaban la otra, no como ahora que sale una canción y se pegan de esa. Pero ese LP fue tan importante que fue con ese que por primera vez nos llevó a nosotros a Puerto Rico en el año 1971.

P.- «Regresa a mi», «Cuidala», «Diez Lagrimas» y «Que pena», entre otros, son éxitos de los Hermanos Lebrón en Cali que nunca paran de sonar. ¿Cómo es la relación de los Hermanos Lebron con Cali?

R.- Cali es mi segunda casa, ya yo estoy casado en Cali, también llevo 13 años viviendo en Cali y tengo tres hijos caleños.

UN SUPERCONCIERTO DE LUJO EN CALI

P.- Con esta, ¿cuántas veces han participado los Hermanos Lebron en la Feria de Cali?

R.- Casi todos los años hemos participado desde la primera vez que lo hicimos en un show en la Plaza de Toros Cañaveralejo en 1989 en el que trajimos el tema «Que pena» que estaba super pegado en la ciudad.

P.- ¿Qué lleva Lebron Brothers al Superconcierto?

R.- Mucha originalidad, los coros de nosotros, las voces de nosotros, mucha alegría y canciones que van a hacerles recordar muchas cosas.

P.- Finalmente, ¿cuáles son las canciones que sí o sí van a tocar en el Superconcierto de la Feria?

R: «La Temperatura», «¿Qué haces aquí?», «Diez lagrimas», «Sin negro no hay guaguanco», «Si me permite», «Llegamos» (…) bueno, como te dije, depende de cuánto tiempo tengamos en tarima pero serán unos 8 temas de todas las épocas. EFE