17 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Las babas sobre el San Mateo

8 de diciembre de 2019
Por Álvaro Rodríguez Hernández
Por Álvaro Rodríguez Hernández
8 de diciembre de 2019

Desde consulta popular, plantones, todo tipo de iniciativas, han corrido alrededor de la suerte futura del llamado lote donde hoy se encuentra el Batallón San Mateo.

En plena sector de Maraya en Pereira. No pocas campañas políticas y largo metrajes verbales han servido de escape a ilusionistas del poder político en la región para atrapar la atención del ciudadano y se apodere del proyecto. Muchas fórmulas sobre qué hacer, se le han escurrido también a unos cuántos.

El Estado es enemigo del propio Estado. Cada quien busca arrastrar su verdad en el fuego de sus conveniencias. La polémica sigue.

La Virginia, poco ha contado en esta disputa ambiental, territorial, de planificación, de tiempos presentes, sobre este terreno. Partiendo de la base que el Mindefensa señala que es de su propiedad y punto.

Claro que desde la propia cartera le han dado vueltas al tema: será el municipio el que decida sobre los proyectos a desarrollar en el lote.

El Municipio parece estar encartado con el tema.

Todo esto puesto a consideración con la nueva carta despachada a la Asamblea del Risaralda por parte de la directora encargada de Asuntos legales encargada del Ministerio de la Defensa, Gabriela Ramos Navarro, que coloca sobre remojo el estado del arte y que tiene que ver con la modificación  del Plan de Ordenamiento Ambiental de Pereira, el cual somete “el desarrollo urbanístico del predio  done en la actualidad se encuentra la unidad militar”.

No hay concertación, no hay consulta popular, en la reubicación cierta hacia La Virginia como se ha propuesto: hoy todo ha sido una posibilidad, un hecho en el aire que no han querido aterrizar desde que el lote se negoció en 1948 y donde la Sociedad de Mejoras metió la mano y hoy, no se decide qué hacer. El tiempo pasa. Los gobernantes, también. La maleza legal es el enemigo.

Nadie quiere marchar y los gremios continúan parados en el freno…

[email protected]