28 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Cid dijo adiós y De Justo cortó la única oreja en la Feria de Cali

30 de diciembre de 2019
30 de diciembre de 2019
Imagen EFE/ Ernesto Guzmán Jr

Víctor Diusabá Rojas

Cali (Colombia), 29 dic (EFE).- La emotiva despedida para siempre del ruedo de Cañaveralejo del diestro español El Cid terminó siendo este domingo el hecho más importante de la segunda corrida de abono de la Feria de Cali.

Entre tanto, su coterráneo Emilio de Justo cortó una oreja, único trofeo de la tarde. Los toros de Achury Viejo estuvieron bien presentados pero dieron poco juego.

FICHA DEL FESTEJO

Segunda de abono de la Feria de Cali. Seis toros de Achury Viejo, bien presentados pero de pocas opciones.

Manuel Jesús El Cid, de azul pavo y oro: Entera y saludo. Tres pinchazos y descabello. Dos vueltas al ruedo.

Emilio de Justo, de burdeos y oro: Entera y oreja. Espada desprendida y silencio.

Luis Miguel Castrillón, de marino y oro: Pinchazo y espadazo. Palmas. Dos pinchazos y descabello. Palmas tras aviso.

—–

ARTÍSTICA DESPEDIDA DE EL CID

Al final, un costalero se llevó a El Cid a hombros, último homenaje de Cañaveralejo a un torero que también creció en este ruedo y que venía a despedirse. De paso se le rendía tributo por la faena de artista y lidiador al cuarto del festejo.

Todo comenzó con ese primero al que le pesaron más de la cuenta los kilos como a casi todo el encierro.

El toro tuvo gas solo para el capote y dos tandas de muletazos en las que El Cid mostró su caro manejo, temple y mando.

En cambio, el segundo transmitió emoción todo el tiempo, aunque la excesiva violencia lo desdibujó por instantes. Con él como materia prima, Emilio de Justo se hizo valer de la mano de la técnica y del brazo del valor. Oreja como merecido premio a la decisión de imponerse.

El tercero pasó sin pena y sin dar opción alguna a Luis Miguel Castrillón. Distraído y parado, cerró la primera parte del festejo.

La corrida volvió a irse arriba con la faena del adiós de El Cid. El de Salteras se entregó completo en ese turno y de ahí salió lo más artista en lo que iba hasta el momento de esta segunda del abono caleño.

Falló con el estoque, pero una y otra, larga y feliz vuelta al ruedo le dijo a Manuel hasta siempre, torero.

Y sin suerte en el quinto, que se aplomó cuando no eligió defenderse, Emilio de Justo debió entonces conformarse con su éxito inicial.

Y ante el sexto, Luis Miguel Castrillón puso voluntad. Pero no bastó porque el toro se hizo fuerte en sus terrenos hasta cogerlo, sin consecuencias.

La corrida de este domingo no estuvo tan fina como la de la noche del sábado en la que el francés Sebastián Castella y el toro «Colibrí» de la ganadería Ernesto González, más el torero mexicano Luis David Adame y el ejemplar «Alunado», del mismo hierro santacolomeño se convirtieron en los grandes triunfadores del festival nocturno.

Esa noche también cortaron de apéndice por coleta: Enrique Ponce, Luis Bolívar y Paco Ureña.

La Feria de Cali continuará este lunes con la tercera corrida de abono que tendrá astados de la ganadería Juan Bernardo Caicedo para los diestros Sebastián Castella, Luis Bolívar y Andrés Roca Rey.

El martes será la última corrida del año en Cañaveralejo con un concurso de ganaderías entre los hierros: Fuentelapeña, Manuel Orbes, Paispamba, Salento, Ernesto González y Guachicono para el colombiano Paco Perlaza, el español Román Collado y el mexicano Luis David Adame. EFE