5 de agosto de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Nuestra red vial (2)

26 de noviembre de 2019
Por Mario De la Calle Lombana
Por Mario De la Calle Lombana
26 de noviembre de 2019

En 1999 (¡hace ya 20 años!) se produjo el documento “Propuesta de la Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales (SMP) para la construcción, rectificación y pavimentación de la carretera: La Felisa – La Merced – Salamina – San Félix – Marulanda – Manzanares − Marquetalia – Victoria – La Dorada”, documento elaborado por el Dr. Ómar Franco Gutiérrez, prestante miembro de esa institución. Traía el escrito la siguiente declaración de principios, que debería seguir siendo la más importante preocupación de la SMP y el incansable objetivo de las aspiraciones ciudadanas de los manizaleños: “Pretende la Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales, que el departamento y todos los municipios de Caldas queden perfectamente integrados a la red vial nacional, evitando así que nuestra región esté por fuera de la malla vial del país, con el consiguiente perjuicio para el departamento de Caldas y sus gentes” (el subrayado es de autoría de este columnista). La carretera propuesta, a la que luego se le ha dado el nombre de Transversal de Caldas sería, al decir del documento, una obra de interés nacional, pues serviría como alternativa de gran importancia para el transporte entre el norte y el centro del país.

Valdría la pena saber si ha habido un proyecto concreto para dar vida a esa obra, o si solo se han hecho trabajos parciales en algunos de sus tramos. Después de 20 años, ¿cuánto se ha avanzado en su construcción? ¿Qué información hay al respecto? El 11 de abril de 2016 se dio a la luz en EJE 21 un artículo del ilustre ingeniero Gonzalo Duque Escobar, titulado “Anotaciones de las vías de Caldas”, en el que se hacía referencia al plan de desarrollo 2016-2019 de la administración del gobernador Guido Echeverri; allí se mencionaba ese proyecto en los siguientes términos: La Transversal de Caldas para articular el oriente y el norte de Caldas, carreteable a mejorar de aproximadamente 116 kilómetros, promovido por la SMP de Manizales que partiría de Perico, pasaría por Victoria, Marquetalia, Manzanares, Marulanda, Salamina y La Merced, y saldría a La Felisa. A esta vía se sumaría la conexión por Cementos de Caldas (RIP) para integrar la fértil y marginada región Marulanda−San Félix, pavimentando (…) la parte destapada de la carretera de 96 kilómetros entre Marulanda y Manizales, como alternativa a la vía de 129 kilómetros por Salamina. De todo esto, ¿qué habrá logrado el actual gobierno departamental, ya a punto de concluir el período de su mandato? Precisamente este diario acaba de publicar, el 19 de noviembre, una noticia medianamente esperanzadora: bajo el título “Adjudicación por $ 50 mil millones para mejorar corredores viales en norte y occidente de Caldas”, se informa sobre la firma de contratos para mejoramiento y pavimentación de la carretera Salamina-Pácora (23 mil seiscientos millones de pesos), mejoramiento y pavimentación del sector La Merced-Salamina, perteneciente a la Transversal de  Caldas, (13 mil millones), y mejoramiento (no se habla de pavimentación) de la carretera Marquetalia-Manzanares, también perteneciente a la mencionada transversal (4 mil seiscientos millones). Algo es algo. Quizás el ingeniero Duque Escobar, que sigue con tanto interés el desarrollo de nuestra infraestructura, tenga información más completa. En todo caso, esta es una vía trascendental para el desarrollo de Caldas, para la integración del oriente y el occidente de nuestro departamento, hoy tan desarticulados que parecerían pertenecer a departamentos distintos, y también para la tan necesaria integración con nuestra capital.

El mencionado artículo del ingeniero Duque habla de otras obras de importancia para diferentes regiones de Caldas. Sobre la vía por Cementos de Caldas a la región de Marulanda−San Félix, menciona un dato que los caldenses ignoramos, y que se debería aprovechar para nuestro desarrollo agrícola:  literalmente afirma que las feraces tierras de dicha región “hectárea por hectárea son 10 veces más productivas que una hectárea promedio de los Llanos Orientales”. Leyeron bien: ¡10 veces más productivas! Y el autor del artículo tiene por qué saberlo.

Habla también de una carreteras cortas, pero muy importantes: una de 9 kilómetros que permitiría unir a Pácora, cruzando el río Cauca, con la nueva vía Conexión Pacífico 3, que será la nueva troncal de occidente; otra de 24 kilómetros que uniría a Riosucio con Irra, vía Bonafont, y otra de 17 para unir a Marmato con Supía.

Nuevamente, vale la pena preguntarse. ¿En qué habrá quedado todo esto? ¿Qué pensará al respecto el nuevo gobernador?