17 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Imputan cargos a magistrado del Tribunal Administrativo de Cundinamarca

18 de noviembre de 2019
18 de noviembre de 2019

La Fiscalía General de la Nación recopiló elementos probatorios que evidenciarían la existencia de una red de corrupción que estaría conformada por el magistrado del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Carlos Alberto Vargas Bautista, la abogada Kelly Eslava Montes  y Aldemaro Vargas González, primo del funcionario judicial.

En audiencias concentradas cumplidas en el Complejo Judicial de Paloquemao, el Fiscal de conocimiento reveló que Eslava Montes, en condición de apoderada o jefe jurídica en algunos procesos, logró que el magistrado fallara a favor de las pretensiones de sus clientes. A cambio de los beneficios judiciales se habrían entregado dádivas que supuestamente fueron consignados al familiar del magistrado Vargas.

En una de las decisiones, la Empresa de Acueducto de Bogotá fue obligada a pagar 67 mil millones de pesos por el predio de un particular ubicado en el humedal Jaboque. Por este caso la abogada presuntamente recibió 12.800 millones, de los cuales supuestamente salieron 145 millones de pesos a las cuentas del primo del magistrado Vargas, en depósitos que no superaban los 10 millones de pesos.

Asimismo, se constató que por un fallo que favoreció a un proveedor del Hospital de Ubaté, Cundinamarca, al parecer, se pagaron 206 millones de pesos.

Por estos hechos, la Fiscalía imputó a Kelly Eslava por concierto para delinquir, falsedad en documento privado, cohecho por dar u ofrecer y acceso abusivo a redes informáticas. De otra parte, Aldemaro Vargas fue imputado como presunto responsable de lavado de activos. Los dos procesados rechazaron los cargos en su contra.

Ante la contundencia y gravedad de las circunstancias puestas en conocimiento por la Fiscalía, el Juez de control de garantías impuso medidas privativas de la libertad en centro carcelario.

“Bajo los elementos probatorios y las inferencias construidas, ya analizadas por el despacho, se permiten identificar que entre Eslava Montes, Vargas Bautista y Aldemaro Vargas González existía una organización criminal tendiente a la obtención de dineros para favorecer negocios jurídicos…” enfatizó el juez en su intervención.