26 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Excombatientes, no son pequeños rambos

23 de noviembre de 2019
23 de noviembre de 2019

Por Álvaro Rodríguez Hernández

-La paz tiene muchos rostros en el  Eje…

-Excombatientes se gradúan

-Proyectos productivos y académicos

-La ruta de la reintegración no para

La paz tiene muchos rostros. Llega uno a uno. Sed de victoria. Un peldaño. Vienen cachacos, Con sueños y esperanzas. Navidad suena.

El salón de gala está decorado con calor humano y familias. Hijos. Padres.

En el ejército del diario vivir, irrumpen entre los vericuetos de hacerlos visible a la luz de las realidades.

El esfuerzo y no el miedo, los hace grandes en este espejo de la sociedad que aisla y oculta.

Uno  a uno van llegando como saboreando el triunfo de quien llega a una cima. 30  de esos ex guerrilleros, graduándose de bachilleres. Cinco pisan la universidad, cursan estudios superiores. Para ascender nunca es tarde. Deseos, ganas, para acortar distancias que a veces vemos imposible. Pero aquí están.

De frente, sentado ahora, Carlos Ariel Soto Rangel, coordinador  de la Agencia para la Reincorporación y Normalización en el Eje Cafetero.

Carlos Ariel Soto Rangel

“Más de 1.300 ex combatientes en diferentes procesos en el eje cafetero pero casi 870 ya culminaron.  Más del 70 por ciento de la tarea está cumplida en esta región”, precisa Soto Rangel, próximo a dar otra batalla: la graduación de ex combatientes  caminando en el proceso ahora  de reincorporados a la vida civil.  Hoy hay 177 personas en proyectos productivos y llevarlos a la legalidad, meterlos en la estabilización.

La mayoría son autodefensas. Hay un grupo de farc  que se desmovilizaron  de manera individual. Son dos procesos por separado.

13 MIL PERSONAS

Del 2003 a la fecha.

Dejación de armas que  fue un diálogo  colectivo con el Estado  y que cuenta con 13 mil personas.

La ruta de reintegración  tiene un proceso de duración 6 años y medio. Algunos ex combatientes por grados de escolaridad, afectaciones, se toman más tiempo.

Hombres y mujeres en la otra “guerra” por crecer como personas, en la academia. Para orientar sus propios negocios.

Existen dos procesos asociativos, en la reincorporación grupal y otra en Riosucio, Caldas. Cincuenta ex combatientes. Proyectos piscícolas.

Con ayuda del SENA, sumando otras manos.

El tema del amor es un tema complejo. Los hombres llegan más al estudio. Las mujeres en menor escala. Pero es un paso de la reintegración meritorio. De relevancia.

En Colombia, la noticia que no sale y no se publicita, que no se ve en la televisión: 20 mil personas han culminado en Colombia. Garantizan que fluya el proceso. Del primer año en la reincorporación lo llaman del más complejo.

La otra “guerra” entre la estigmatización y el odio que no se oculta en muchos sectores.

El diálogo viene fácil en un rincón del Movich en Pereira.

Carlos Ariel, cuenta muchas historias  el anclaje en el proceso entre lo académico y lo productivo.

El conflicto armado en Colombia sigue activo.

RIESGOS

Muchos no se quedan  en la zona donde operaron  por los propios riesgos. Hay personas que llegan de otros departamentos buscando sus propios proyectos de vida.

Son departamentos que no  cuentan con grupos armados estacionarios y eso posibilita el paso para la reinserción. En el fondo eso hace que estos reincorporados se sientan tranquilos.

Campesinos, finqueros, recolectores de café, personas que llevan más de 6 años en la reintegración con familias establecidas.

Tumbar estigmatizaciones

Es una atención aterrizada para tumbar estigmatizaciones: que reinciden o que están en la violencia, agrega Soto.

Tienen derecho a unos recursos para impulsar sus unidades productivas. Quienes cumplan con requisitos. De allí que se haga un presupuesto para su atención.

INCIDENCIA POLÍTICA

Hay dos pasos:

-Alcaldías y gobernaciones que generan apoyos.

-Hoy empezar contactos con los nuevos gobernantes que se requieren de más manos.

La estigmatización sigue, se  imaginan a los ex combatientes como pequeños rambos que caminan por ahí. Por eso la importancia de la reintegración, darles oportunidades educativas que avancen en su educación, que tengan oportunidades posibles.

No oculta que hay amenazas presentes. En Caldas, fue asesinado una persona ex farc que se reintegró, se desmovilizó y un gran  cantidad de personas amenazadas por enemigos  históricos como son las disidencias que se han creado en Colombia pero grupos com el ELN activos.

Le hacemos seguridad caso a caso para que los esquemas se den.

Alertas tempranas con la Defensoría del Pueblo, con esquemas activos.

EL MEJOR REGALO

El mejor regalo de la sociedad como Niño Dios es que comprendan el proceso de la reintegración.

Una oportunidad lo cambia todo para  estas personas que quieren dar unos pasos distintos y que requieren de la voluntad  de los colombianos para acogerlos y que la voluntad de la paz, la hacemos todos.

JUSTICIA Y PAZ

Dentro del orden de justicia y paz, consideró  que hay personas que han tenido diversos tránsito. En el eje hay 24 que viven en la región y que son atendidos y se ha logrado empezar a mostrar que tienen voluntad de paz, anclados en la legalidad y que cumplan la palabra empeñada en el momento de la desmovilización.