7 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Paro Nacional

25 de noviembre de 2019
Por Alberto Zuluaga Trujillo
Por Alberto Zuluaga Trujillo
25 de noviembre de 2019

Transcurrido el paro convocado por el Comando Nacional Unitario de las Centrales Obreras: (CUT, CGT, CTC, CPC), la Cumbre Agraria, Consejo Nacional Indígena del Cauca (CRIC), la Unión Nacional de Estudiantes de Educación Superior (UNEES) y más de 100 organizaciones sociales, estudiantiles y campesinas, con fuertes enfrentamientos con la Fuerza Pública en algunas ciudades del país, bajó la tensión  creada en torno a su realización pues se temía, copiara actos vandálicos como los desatados en Chile, más no la desazón y el desconcierto que los colombianos vivimos por el inocultable mal manejo que el presidente Duque viene haciendo de la nave del Estado que, golpeada día a día por distintas olas, más temprano que tarde se estrellará contra un gigantesco iceberg, que no le permitirá maniobra alguna. Incapaz de reconocer sus errores, le miente obcecadamente al país, siendo esta ambigua política gubernamental el combustible que más alimenta el descontento social. En vísperas de la jornada de protesta el Gobierno lanza una agresiva campaña para advertir que las razones del paro no son ciertas. Que no hay reforma tributaria, laboral ni pensional, que no habrá privatizaciones, en un claro afán de desmarcarse de sus pasadas declaraciones. La reforma tributaria, mal llamada Ley de Financiamiento, tumbada por la Corte Constitucional, fue radicada nuevamente por el Gobierno ante el Congreso que se encuentra debatiéndola. La eliminación  del régimen de prima media y el aumento de la tasa de cotización de forma gradual del 16 al 20 por ciento, son las dos bombas de la reforma pensional que hacen parte de un proyecto de ley que está estructurando la Comisión de Reforma de Protección a la Vejez, para  entrar a regir en el 2020. La emisión de la Circular 049 del Ministerio del Trabajo, es un atentado contra la estabilidad reforzada de los trabajadores, al dictar los criterios para autorizar o rechazar el despido de personas con discapacidad o debilidad manifiesta por razones de salud. La amenaza que se cierne sobre el patrimonio público con la publicitada venta de un porcentaje de las acciones de Ecopetrol, la subasta de Isa, del Oleoducto Cenit y de las electrificadoras estatales anunciadas desde el inicio de este Gobierno, más la presentación de su política en Andicom, el evento más importante de Latinoamérica  en tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), proponiendo un matrimonio entre el sector público y el privado, en un abierto beneficio a las multinacionales, hablan por sí solas de la privatización, siendo más de lo mismo de lo que sin éxito alguno se ha probado durante más de 20 años. Todo lo anterior demuestra de manera clara, que esta campaña previa al paro, ha sido una  necia  actitud de un Gobierno que trató de convencer al país de que “no dijo lo que ha dicho”, con miras a frenar la protesta nacional. El escándalo provocado por el Embajador “Pachito” y la reencauchada Ministra Blum, que nos pone contra la pared frente a USA, le están diciendo a gritos que así no es. Para evitar el choque con el iceberg, el Presidente está en mora de escuchar al país.

[email protected]