26 de junio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La nueva reina nacional de la belleza llegó al concurso sin el apoyo de su región

13 de noviembre de 2019
13 de noviembre de 2019

María Fernanda Aristizábal Urrea, la nueva Reina Nacional de la Belleza, siempre soñó con llevar sobre su cabeza la corona que la exaltara como la mujer más hermosa de Colombia. “Desde que era una niña jugaba a ser reina. En la casa organizaba reinados con las amiguitas tanto del colegio donde estudiaba como de la cuadra. Con cartulina hacia una corona que forraba con papel dorado, y la ponía sobre las sienes de quien obtuviera el mejor respaldo”, cuenta su hermana Angela María, quien orgullosa la acompañó en todo el proceso para llegar a Cartagena en representación del departamento del Quindío.

La nueva Reina Nacional de la Belleza, elegida durante las Fiestas de la Independencia que se celebran cada año en Cartagena, nació en Armenia el 19 de junio de 1997. Tiene 22 años. Hizo sus estudios secundarios en el colegio franciscano San Luis Rey, plantel donde según algunas compañeras demostró que tenía un porte de reina porque era desde entonces una mujer delicada en el trato y con una belleza que despertaba la admiración de todos.

Desde el momento en que llegó a la Ciudad Heroica como representante del departamento del Quindío María Fernanda Aristizábal Urrea llamó la atención de la gente por su desenvolvimiento en las pasarelas, por su belleza fresca y por su simpatía. Daniel García, director de una agencia de modelaje, experto en reinas, señaló a los medios que la nueva soberana de la belleza colombiana es dueña de una belleza exótica, que cautiva a primera vista. “Su buen desempeño en la pasarela le ayudó a obtener reconocimiento por parte del público”, expreso.

La estudiante de Comunicación Social en la Universidad Luis Amigó de Medellín venció en franca lid a las otras veintiún aspirantes al titulo en una velada de coronación donde se cumplieron los pronósticos no solo de los medios de comunicación sino del público, que desde su llegada la tuvo en la lista de las favoritas a llevarse la corona. Su hermana Angela María dijo al respecto que María Fernanda se ganó a la gente por su espontaneidad y su sencillez. “Fue una candidata que desde el primer momento tuvo empatía con el pueblo cartagenero”, indicó.

Según el sitio web del Concurso Nacional de Belleza, el mayor sueño de María Fernanda Aristizábal es una mujer con sensibilidad sociales, a quien le gusta viajar por Colombia. Se declaró admiradora de las lideresas sociales, y dijo que le duele ver cómo en Colombia las asesinan por defender sus causas. Durante el transcurso del reinado obtuvo el premio al cuerpo sano y por su extraordinario don de gentes fue escogida como la reina de la Policía Nacional. “Es una niña encantadora, de un trato exquisito”, dijo la oficial de la institución que le entregó el reconocimiento.

María Fernanda Aristizábal se convirtió en la primera representante del departamento del Quindío que obtiene la corona de Reina Nacional de la Belleza. Por esta razón, las autoridades de esta sección del país están organizando un desfile de bienvenida a la nueva soberana, donde esperan que cientos de quindianos salgan a la calle para expresarle su admiración y reconocerle el triunfo en Cartagena como un momento histórico para la mujer quindiana. La corona que lucirá fue elaborada por Caribe Jewelry, como homenaje al bicentenario. En el primer símbolo se integran el escudo de Cartagena de Indias y las olas del mar Caribe y en el centro dispone de una esmeralda incrustada en la cruz.

La bella quindiana es una espigada mujer de ojos verdes y cabello rubio que tiene un rostro hermoso. En sus primeras declaraciones a la prensa como ganadora del Concurso Nacional de Belleza dijo que se considera una persona de principios cristianos, que reza con frecuencia. Le gusta la comida casera y señala que el libro que la ha inspirado para hacer realidad sus sueños es “Come, reza y ama”, de Elizabeth Gilbert. “Es un libro para abrirle caminos a la mente, que ayuda a pensar de manera positiva”, señala.

El triunfo de María Fernanda Aristizábal Urrea se le debe al apoyo de su familia toda vez que el gobierno quindiano no hizo ningún aporte para su viaje a Cartagena en representación del departamento. “El comité de belleza del Quindío no patrocina a las candidatas. Su desplazamiento a Cartagena lo hizo la ahora Reina Nacional de la Belleza por su propia cuenta, con el apoyo económico de su familia y sus propios ahorros”, indico su hermana Angela María.

“Estamos superfelices y orgullosos de María Fernanda, porque hemos vivido este proceso con ella desde el momento en que decidió representar al Quindío en este concurso. Todos nos pusimos la camiseta para apoyarla y ayudarla a construir este sueño. Ella es una niña superdedicada, perseverante, que tenía su propósito claro y lo logró”, dijo al diario La Crónica del Quindío su prima hermana Lina María Peña Aristizábal.