27 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Alcalde electo pidió a la Procuraduría detener la adjudicación del contrato para la construcción de la Ptar

19 de noviembre de 2019
19 de noviembre de 2019

Una solicitud a la Procuraduría General de la República para que pida a las autoridades detener la adjudicación del contrato para construir la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales elevó el alcalde electo de Manizales Carlos Mario Marín Correa.

El ganador de las elecciones del pasado 27 de octubre entregó a los medios de comunicación un comunicado donde expresa su preocupación porque la alcaldía de Manizales está a punto de adjudicar la obra de ingeniería más grande de los últimos años en la ciudad a una compañía  mexicana que en su concepto fue favorecida en la selección.

Carlos Mario Marín explicó en Rueda de Prensa celebrada en la plazoleta de la alcaldía que la licitación para adjudicar la obra «fijó condiciones peculiares de modo que empresa similares de Medellin y Bogotá, que están en capacidad de ejecutarla, se abstuvieran de participar no obstante haber expresado su interés.

En concepto del alcalde electo de Manizales no es garantía que de dos empresas que se presentaron a la licitación una haya sido descalificada para favorecer a la empresa de México.

«Los informes que he recibido de técnicos especializados indica que hay problemas de carácter conceptual, operativo y de diseño que
podrían generar sobrecostos», dijo Carlos Mario Marín.

Según el alcalde que asumirá los destinos de la ciudad el primero de enero serán la Procuraduría General de la Nación y la Contraloría General de la República quienes den su concepto sobre si la adjudicación del contrato reúne las condiciones para ser adjudicado por esta administración.

Carlos Mario Marín le solicitó al alcalde de Manizales y al gerente de la empresa Aguas de Manizales que la adjudicación del contrato sea realizado con la aprobación de su equipo para evitar que su administración tenga que asumir los sobrecostos que la obra genere.

La construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales tendrá un costo de 110 mil millones de pesos, de los cuales el Gobierno Nacional se comprometió a aportar el 50 por ciento.