9 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Puros criollos

6 de octubre de 2019
Por Eduardo Aristizábal P.
Por Eduardo Aristizábal P.
6 de octubre de 2019

Atlético Nacional fue el equipo de fútbol en Colombia que se convirtió en estandarte de los puros criollos. En alguna época con pobres resultados, pero también con puros criollos se convirtió en el primer equipo colombiano en ganar la Copa Libertadores de América.

También fue el cuadro antioqueño  la base de la selección nacional que tuvo   destacada actuación en uno de los mundiales en los cuales reaparecía nuestro país, el de Italia 90 bajo la orientación de Francisco Maturana, demostrando claramente que lo autóctono no riñe con la calidad en materia de fútbol.

El mismo Atlético Nacional fracasó estruendosamente en la contratación de numerosos y costosos jugadores extranjeros  en la última década, los cuales poco o nada le aportaron al equipo, devengando más que los nuestros, pero aportando menos que los colombianos. Ahora con extranjeros adelanta una buena campaña, pero sin marcar larga diferencia.

Si miramos alrededor, al Medellín, Envigado o Rionegro vemos ya una cuota muy reducida de extranjeros, con relación a otros años; lo mismo sucede en general en la gran mayoría de equipos profesionales, superando aquellas viejas etapas en donde era  común ver extranjeros en el banco, como diría alguien, devengando sin jugar. Si esto sucede ahora es más por decisiones tácticas, que por problema de exceso en cuota de foráneos en las alineaciones.

Por lo anterior no es difícil concluir que ya es hora de pensar en un fútbol profesional colombiano de puros criollos, pero no como un pensamiento romántico o bobalicón, ¡ NO ! pensando en un proceso programado y ordenado, inventando, por ejemplo  incentivos a los equipos que no contraten jugadores extranjeros. Lo puede hacer la Federación, la Dimayor, el Estado, la empresa privada, etc.

Y todo esto porque ? porqué es fácil concluir  que en los últimos años han sido muy pocos los jugadores extranjeros de suficiente calidad que le han aportado  algo a nuestro fútbol y cada vez son más los colombianos que salen como brotando de la madre tierra. Ya no caben los nuevos jugadores criollos en la Liga.

Los arcos, ya han dejado de ser patrimonio de los extranjeros, los goleadores colombianos le han cerrado el camino a los extranjeros, excepción del argentino Cano y los famosos 10, volantes por izquierda,  ya los da Colombia en cantidades suficientes.

La alta cuota de jugadores colombianos en el extranjero demuestra claramente que el potencial nuestro es muy grande, simplemente necesitamos darle más oportunidades a los nuestros   y la rebaja de los foráneos se convierte en más puestos para nuestros jugadores y esa es la idea. Que no se pierdan jugadores de gran calidad porque se mueren deportivamente esperando una oportunidad.

No se trata de obligar, pero si de premiar a quien le dé mas oportunidad a los jugadores criollos; pero  si algún equipo trae a Messi, bienvenida sea esa contratación.