4 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Propuesta de eliminar horas extras nocturnas y dominicales desata dura polémica

1 de octubre de 2019
1 de octubre de 2019

Bogotá, 01 de octubre de 2019_ RAM_Si hay un tema que despierta preocupación entre los trabajadores es el salario mínimo que es fijado anualmente. En Colombia, por estos días, se adelantó el debate de lo que puede ser el incremento que se aplicará a partir del 1 de enero de 2020.

Al respecto, la Federación Nacional de Comerciantes anticipó que es imposible que para el próximo año se contemple un aumento del 6 %, cifra que se hizo realidad en este año. Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, dijo que el próximo salario mínimo no puede ser subido con ese porcentaje, sino que debe ser inflación más un punto de productividad.

Además, Cabal planteó la posibilidad de poner en marcha una reforma laboral que contemple la flexibilización de la contratación para poder vincular a trabajadores por horas. La intención también es eliminar las horas extras nocturnas y dominicales triples.

“Hay que flexibilizar la contratación por horas, para que estas modalidades de emprendedores, de talentos especializados, encuentren trabajo formal”, dijo en entrevista con El Tiempo.

La idea de Fenalco ya tuvo una dura oposición. El Partido Liberal anunció que no permitirá que se hagan este tipo de reformas que cambian radicalmente los derechos que han sido adquiridos por los trabajadores.

En un mensaje del propio expresidente César Gaviria Trujillo, jefe de esa colectividad, se indicó que el salario de los colombianos “es sagrado” y no puede ser llevado a este tipo de reformas.

“El Partido Liberal no permitirá que pulvericen el salario mínimo, las horas extras, ni los dominicales”, anunció el Partido al anticiparse a la discusión de un proyecto en ese sentido.

Los liberales además han anunciado que tampoco permitirán discriminar el salario mínimo por regiones. “Estudiamos las fórmulas para fortalecer los derechos de los trabajadores”, insistieron desde las huestes rojas.