9 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta Eje 21 paró la oreja y esta es la versión de lo que escuchó de los resultados electorales en Manizales y Caldas

29 de octubre de 2019
29 de octubre de 2019

Bueno, bueno. No se podrá decir de las elecciones regionales del domingo inmediatamente anterior en Colombia que todo pasó sin que pasara nada. O que todo cambió para que todo siga igual. No. Sorpresas hubo a porrillo en todo el país y si miramos al patio, a Manizales y a Caldas, pues aquí sí que hay madeja para desenvolver. Pabellón especial para quemados de primer grado, pero también algunas tumbas que se abrieron para que los muertos políticos volvieran a respirar. Caras viejas con rictus de amargura pero también caras alegres y esperanzadas en ser actores importantes en la política de los próximos años, asumiendo responsabilidades y proponiendo soluciones para los graves problemas que nos afectan, de desigualdades y desniveles, de corrupción y de elefantes blancos, que heredan los mandatarios departamentales y municipales. Más o menos en esto términos se expresaron los contertulios de La Suiza de Manizales, zona norte, a donde llegaron durante toda la tarde de ayer lunes, bastante comunicativos y analíticos. Eje 21 paró la oreja y esta es la versión de lo que escuchó, con ají y pimienta.

Todos a una como en Fuenteovejuna, reclaman el triunfo

Los números y las estadísticas las vamos a hacer a un lado, porque las matemáticas hicieron milagros ayer en Caldas y en el país. No sabemos cómo, pero todos los partidos, iglesias, grupúsculos, líderes y lideresas, asociaciones de amigos, clientelistas en ciernes, salieron gananciosos. La Alianza verde, los liberales, los de Cambio Radical, los de la U, Mira, AIS, los cristianos,  los Conservadores, los kiwanis, los Rotarios, los Leones, todos a una como en Fuenteovejuna, reclaman el triunfo y la militancia en sus filas de los ganadores. A los perdedores ni siquiera los mencionaron . Ya ingresaron por un buen tiempo a sus tumbas electorales. Y con cifras en mano, en especial las publicadas ayer con oportunidad y acierto por Eje 21, elaboró cada quien a su manera lo que se ve en gobernabilidad para el Gobernador de Caldas y para el Alcalde de Manizales, en especial, de acuerdo con el número de diputados y concejales electos. Nosotros vamos a dejar quieticos estos datos y vamos a contarles en cortas líneas, a quienes consideran ganadores y perdedores los tertulianos de la Suiza, que estuvieron especialmente expresivos y queriendo hablar todos a la vez.

Que el fajardismo no se vaya a encaramar al bus de los ganadores

Primero, reconocieron el trabajo personal esforzado, metódico, intenso, sin tregua, disciplinado de Luis Carlos Velásquez y Carlos Mario Marín, Gobernador de Caldas y Alcalde  de Manizales, en su orden. No les quedó palmo de geografía departamental y municipal donde no hubieran hecho presencia. Y segundo, que su juventud sedujo, porque si bien tuvieron a ya curtidos  padrinos detrás, se encargaron de no mostrarlos mucho. Que no fué el caso de Camilo Gaviria, joven también, pero que esgrimía el apoyo de César Gaviria y de Álvaro Uribe por todas partes, y de sus voceros en Caldas, la ya curtida Adriana Gutiérrez y el desbocado de Carlos Felipe Mejía y del potentado liberal Maio Castaño, auncuando -lo escuchamos- trataron de esconderlo, de mimetizarlo, como lo hicieron con los Yepes, cuando éstos fueron uribistas. Nunca compartieron tarima los segundos de a bordo del Centro Democrático ni con los Yepes, en su momento, ni con Mario Castaño y sus alegres muchachos liberales ahora. Como tampoco los ganadores mostraron a los Lizcano ni a Vargas Lleras, ni mucho menos importaron a Claudia López, a la paisana Ángela María Robledo ni a Mockus ni a Navarro, para no espantar a la burguesía manizaleña.  Méritos pues innegables para los jóvenes Carlos Mario y Luis Carlos.

( «Nunca nos escondimos en presentaciones con LCV como dice en la nota. De frente con él. Fue el único partido que le hizo manifestaciones masivas»: Óscar Lizcano)

En el papel se daban por descontadas las victorias de Gaviria y de Mesa

Como dijimos, no vamos a echar mano de las estadísticas ni de los números. Los politólogos son otros, que como los de las encuestas, son más bien despalomados para predecir resultados. Pero bastante buenos para adivinar el pasado. «Yo lo dije….yo lo predije….yo lo advertí….». Y la verdad es que en el papel se daban por descontadas las victorias de Gaviria y de Mesa sobre Velásquez y sobre Marín. Se notaba la supremacía económica de los primeros y el derroche en propaganda, banderas, pancartas, agitadores y quien sabe cuántas cosas más, sobre los segundos. Pero, apareció el voto de opinión. Fajardo en las elecciones presidenciales acomodó más de cien mil votos en Manizales. Si bien el buen mozo antioqueño se hizo el desentendido y no tomó partido en Caldas ni en Manizales en esta oportunidad, se considera que ese fajardismo es voto de opinión que se fue para donde Velásquez y Marín. Ahora que el fajardismo no se vaya a encaramar al bus de los ganadores. Fajardo hizo mutis por el foro, de lo cual debe estar arrepentido. También se sumaron a estos un gran número de universitarios. Que contribuyeron a los votos, diez ocho mil o más, del candidato alternativo, el Profesor Andrés Felipe Betancourth, del Polo y del Mais, que sumados a los del otro perdedor, Jorge Hernán Yepes, da una cifra aproximada de cuarenta mil manizaleños, que no vieron en Marín ni en Meza a sus representantes. Ya ustedes harán otras sumas, para que saquen sus propias conclusiones. Lo que vale es la composición del Concejo de Manizales y de la Asamblea Departamental. Allí es donde se obtiene la gobernabilidad, dijo el más sabihondo de la mesa.

Rebelión conservadora a bordo

Félix Chica

Al Partido Conservador, a Jorge Hernán Yepes, a Anyelino Quintero, a Félix Chica, los trataron con conmiseración. Anyelino sacó en las urnas veinticinco mil votos para la gobernación y Yepes diez y seis mil en Manizales. Consideran que además, con la quemada de Nacho Gómez para la Asamblea, la Casa Yepes, que es el Conservatismo, ha colgado los guayos. Omar es Presidente del Partido en Colombia. Y se le vió poco, casi nada, en la campaña departamental. Andaba por Europa en los últimos días, atendiendo invitaciones oficiales como máximo jerarca de su partido, pero dejó en manos del Representante Chica la responsabilidad de adelantar las elecciones en su cabeza, con los resultados conocidos. Parece que va a haber rebelión a bordo. Omar Reina, el joven concejal Diego Tabares, Luis Gonzalo Valencia, el Diputado Mauricio Londoño Jaramillo,  organizan una operación para tomarse las directivas Y consideran los de la mesa ocho, que hasta aquí llegó el yepismo. Arturo Yepes el hermano díscolo de Omar, quien se le apuntó a Jorge Hernán Mesa  en vez de colaborarle a su hermano Jorge Hernán Yepes, como que anda en cuidados intensivos haciéndose lamer sus quemaduras electorales de sus fieles perros.

Mauricio Lizcano le ganó ampliamente la pelea a Mario Castaño

Discretos en las celebraciones, pero que las hubo las hubo, estuvieron los padrinos de los ganadores para la Gobernación de Caldas y Alcaldía de Manizales, Guido Echeverri, quien garantiza su futuro electoral, Mauricio Lizcano desde la distancia, Oscar, su señor padre y secretarios del Despacho del Gobernador. Mauricio Lizcano le ganó ampliamente la pelea a Mario Castaño, hay que decirlo. Ambos, pesos pesados en electorerismo. Ya menos pesado Mario. Y como que invitaron a Luis Guillermo Giraldo Hurtado, el Patriarca Liberal, que fue candidato inicial del Centro Democrático, pasó a candidato independiente, fue avalado por el partido de las negritudes santistas y aterrizó en las huestes ganadoras de Velásquez y Marín. Dijeron los lenguaraces que Luis Guillermo está pidiendo hojas de vida de sus consabidos amigos con la pretensión de que los nombren en los próximos gabinetes. Y que piensa quedarse a vivir en Manizales. En las toldas perdedoras, hubo fiesta con vítores y banderas en la sede de Camilo Gaviria. Un discurso agradecido y tibios reconocimientos a Mario Castaño, que no fueron aplaudidos, enmarcaron su derrota. Aceptó ir a la Asamblea Departamental, porque ubre es ubre. No aceptó la ubre, la curul del Concejo de Manizales, el otro derrotado, el ganadero Jorge Hernán Mesa. Parece que va a administrar su exitoso hato de los valles del Magdalena Medio. Y el Alcalde de Manizales, gran derrotado, a ponerse a órdenes de Mario Castaño para ir despejando su curul liberal a la Cámara de Representantes. La llave Castaño Cardona, se ve a la legua. Como la división liberal en Caldas, cuando cese la disciplina para perros impuesta por el flamante presidente de la comisión tercera del Senado, Mario Castaño Pérez. Manzanillo en Caldas y estadista en Bogotá, como decían del Senador Barco,a quien Castaño pretende sustituir con sus virtudes y defectos.

La política es dinámica

Todos estos desordenados párrafos, son escritos con base en lo que oímos en La Suiza, reiteramos. Si alguno de nuestros lectores quiere controvertirlos, complementarlos, agregarles otros condimentos, bienvenidos. Y ojalá lo hagan pronto. Antes de que al sancocho manizaleño y caldense se lo devoren. Y que cada quien que echó su presa, la agarre y se la vaya a tragar con sus respectivos conmilitones. La política es dinámica. Y lo que hoy fue, mañana ya no lo será.