14 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

A votar con responsabilidad y sentido de pertenencia

Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
24 de octubre de 2019
Por Uriel Ortíz Soto
Por Uriel Ortíz Soto
Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
24 de octubre de 2019

Comunidad y Desarrollo

El voto para el próximo 27 de octubre, es la exigencia que directa o indirectamente hace el ciudadano a las autoridades regionales y municipales, para que tengan en cuenta resolver sus necesidades básicas.

El ejercicio democrático se hace o se padece; quienes son indiferentes a las gestas democráticas, – que en más de un 50% lo son, por el mal manejo de la actividad política, tienen toda la razón, sin embargo, esto no es óbice para decirles que existen diferentes formas de expresión democrática, para castigar a los políticos: charlatanes, tránsfugas o corruptos, pero, jamás ser indiferentes a participar en las gestas democráticas.

Para el próximo domingo 27 de octubre, todos los ciudadanos tenemos la enorme responsabilidad de elegir a los mejores aspirantes de los departamentos y municipios, para que nos representen: en la gobernación, asambleas, alcaldías, concejos municipales y ediles.

Es un derecho que otorga la democracia, para que, de acuerdo a nuestras creencias políticas, votemos con sentido de responsabilidad y pertenencia, por quienes han de representarnos a partir del próximo primero de enero, como nuestros voceros con decisión poder y mando, en los cargos ejecutivos y legislativos de elección popular:

1º Pero qué es votar con responsabilidad:

Lo primero que hay que decir sobre este punto, es que quienes no votan, poca razón y derecho tienen para quejarse por las deficiencias que puedan presentarse en las administraciones departamentales o municipales, con grave incidencia en sus actividades públicas o privadas de orden microempresarial o empresarial.

Los planes y programas de desarrollo de nuestros departamentos y municipios, tienen mucha incidencia en el voto que depositan los ciudadanos en las urnas.

Los programas de seguridad y bienestar social entre muchos otros aspectos, tocan factores fundamentes, por la incidencia del voto en las urnas.

2º- Votar con sentido de pertenencia:

De conformidad con las prácticas de comunidad y desarrollo, el sentido de pertenencia es factor fundamental para decidir por quién se debe votar; esto es viable puesto que los partidos políticos están tan degenerados que ya nadie cree en ellos y por esta razón, los electores acuden a buscar alternativas con fundamento en programas de desarrollo, que han debido ser expuesto por los partidos y movimientos políticos, pero que desgraciadamente en los últimos tiempos el otorgamiento de los avales, – con algunas excepciones-, se ha convertido en todo un mercado persa.

3º- ¿Cómo evaluar un plan de desarrollo propuesto por un candidato?

Lo primero que hay que evaluar es el recurso humano frente a los diferentes potenciales de desarrollo, estos son dos factores fundamentales para posibilitar un proceso de desarrollo; si el recurso humano no se ha evaluado frente a los potenciales de desarrollo, el proyecto va camino al fracaso.

Lamentablemente los políticos son muy dados a lanzar proyectos al aire, sin haber evaluado estos dos factores fundamentales, sin los cuales se hace imposible sacarlos adelante.

4º- Posibilidades para que una iniciática política se convierta en Acuerdo Municipal u Ordenanza:

Hay propuestas políticas que no caben dentro de las posibilidades, ni de los departamentos, ni de los municipios, puesto que violan aspectos fundamentales de la vida regional o municipal, es decir, que son proyectos inocuos que al ser presentados como: Ordenanzas Departamentales o Acuerdos Municipales, se quedan en las meras intenciones puesto que van en contravía de las normas legales y constitucionales.

Total queridos ciudadanos, que la democracia es amplia y bondadosa, pero también tiene sus limitaciones en el tiempo y en el espacio, empezando por la desorganización de los partidos y movimientos políticos, que a decir verdad son toda una vergüenza para nuestra democracia y sus electores.

Pero lo único que sabemos, es que hay que salir votar.

 

urielo[email protected]