12 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Los foros o debates son hipócritas caretas

26 de septiembre de 2019
Candidatos a la gobernación en debate por Telecafé. Foto La Patria.

Lo primero que anotaron los contertulios de La Suiza en las tradicionales tardes políticas es que así a algunos no les guste, los foros o debates entre los candidatos a la gobernación de Caldas y a la Alcaldía de Manizales, han transcurrido en medio de amables y urbanas intervenciones, que le dan un tono de tranquilidad a la contienda electoral. Quienes pretenden que esas presentaciones degeneren en gallera se encuentran decepcionados, porque, dicen, ninguno se atreve a decir frente a las cámaras lo que dicen en privado o en el calor de las intervenciones públicas, en las que se desfogan y no dejan títere con cabeza. Que los foros o debates- vaya usted a saber la diferencia- son hipócritas caretas y que es poca la opinión que mueven a favor o en contra. Es decir, que son inoficiosos, porque no sirven para conseguir voticos, no solo porque al final los candidatos dicen lo mismo pero en forma distinta y no se sabe que sintonía tienen en los canales de televisión, o rating que llaman. Sin embargo quienes se interesan por el tema, opinan y contraopinan y dan ganadores y perdedores. Nosotros retransmitimos lo que escuchamos.

Opiniones a “calzón quitao”

Camilo Gaviria,  Angelo Quintero  y Luis Carlos Velásquez estuvieron con La Patria, RCN y el apoyo de la Cámara de Comercio, muy tiesos y muy majos, y los de La Suiza coincidieron en su mayoría, con  la opinión de nuestro  colaborador Rafael Zuluaga en su columna Politinotas. Que Camilo Gaviria estuvo nervioso, corto en su mayoría de respuestas y sin profundidad. Hay que recordar que el mayorazgo del ex gobernador Fortunato Gaviria y de la ex senadora Adiana Gutiérrez  y primo segundo del ex presidente César Augusto Gaviria se presenta a la palestra sin antecedentes administrativos- su juventud se la ha pasado entre la administración de las fincas familiares y el sector privado- y que por lo tanto le falta cancha, dijo alguno. Zuluaga, de Anyelo o Angelo expresó que estuvo disperso  y enredado en casi todas sus respuestas. Raro, dijo un segundo, porque Quintero ha sido funcionario departamental en varias oportunidades, desde la gobernación del fallecido Emilio Echeverri, recordaron, y ya debía tener claras sus propuestas. Le reconocieron, eso sí, por venir de origen finquero y campesino, sus opiniones autorizadas sobre los sectores agrícolas y cafeteros. Y de Velásquez escribió que hizo ostentación de su continuismo, «conocedor de la actual administración a la que busca su continuidad, elocuente y bien informado, pero a veces con datos errados». Para ser su debut en la política, le reconocen cierta elocuencia y análisis, pero también creen que les falta más de un hervor. Y como esto de la política es con recursos económicos sólidos, para que ustedes calculen, los candidatos confesaron lo que tienen presupuestado para sus campañas. Anyelo dijo que no tiene más que Cien millones. Camilo calcula en novecientos millones sus gastos y Luis Carlos Velásquez más o menos lo mismo que Camilo. Hmm…

Los candidatos a la Alcaldía

Con el mismo formato y con las preguntas de Olga Lucía Caro, directora de Noticias de Telecafé, Luis Francisco Arias, Editor de La Patria y Reinel Llano, director de noticias RCN, participaron en otro foro o debate, los candidatos a la Alcaldía de Manizales, también por orden alfabético, Andrés Felipe Betancourth, Carlos Mario Marín, Jorge Hernán Mesa y Jorge Hernán Yepes. Uniformaditos como bachilleres del San Luis Gonzaga ocuparon sus atriles y este fue su desempeño, según los cuatro «analistas» de La Suiza, que se las tiran de politólogos, pero que poco aciertan en los resultados finales de las campañas . Se divierten chismosiando sobre la política municipal y espesa, que tan buenos temas ofrece para este ejercicio. De Andrés Felipe Betancourth, que se le nota la academia y la coherencia. Los grupos alternativos que representa, tendrán que fajársela duro, si quieren demostrar su fuerza de opinión, ante la avalancha de la política tradicional y sus representantes, que gozan de recursos y ventajas electorales que no se pueden desconocer. Será una incógnita su votación. Jorge Hernán Yepes Alzate, hermano de Omar, Presidente del Partido Conservador colombiano, se la juega con su candidatura eminentemente partidista, conservadora. Reconocido por sus resultados administrativos en el campo de la salud y por sus calidades personales y humanas, se mostró sereno y tranquilo en el foro, concreto y sólido en sus respuestas. Dejó entrever su malestar con Jorge Hernán Mesa, a quien le reprochó que siendo ahora liberal, antes militaba en el yepismo, trate de sonsacarle goditos para su campaña. Y expresó que iba por los votos de su partido y por los de los ciento cincuenta mil abstencionistas manizaleños. Jorge Hernán Mesa, el más veterano de los candidatos, estuvo bastante bajo de tono, incómodo, sin fijar su vista en las cámaras, tal vez porque sus contrincantes lo acosaron con preguntas incómodas que le dio dificultad responder. O todavía por su timidez samaneña. Y a Carlos Mario Marín, le reconocieron que trató de ponerle picante con preguntas incómodas y generalidades acusatorias al debate, que su tono de voz fue moderado, aun cuando escarbó impaciente los papeles que sus asesores le debieron haber preparado para el debate. Los temas? Los mismos trillados de siempre, como es obvio. Como lo dijimos al principio, esperamos que para la próxima tertulia, nos den criterios fundamentados sobre la incidencia de estos foros en las decisiones electorales de caldenses y manizaleños.

Banderías radicalmente opuestas

Por último, es de anotar que se vieron caras en las barras de muchos asesores y simpatizantes que en campañas anteriores hacían parte de banderías radicalmente opuestas a las en que ahora militan. Conservadores que se han vuelto liberales, liberales del Centro Democrático, fajardistas con sectores de abierta izquierda. La política es dinámica como nunca y se sabe quien se acuesta con quien pero no con quien se va a levantar. Bendita seas democracia aun cuando así nos trates, exclamaba un patricio liberal de principios del siglo XX. Lo mismo se podría predicar ahora.