8 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En Manizales, Granja porcícola del Centro para la Formación Cafetera recibió certificación del ICA

12 de septiembre de 2019
12 de septiembre de 2019

La certificación otorgada por Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) al centro de formación SENA, ubicado en Manizales, define que la granja porcícola cumple con la implementación de buenas prácticas en la producción de porcinos. 

Manizales , 13 de septiembre de 2019.- El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) certificó que el predio Los Cerezos, lugar donde se encuentra la Granja Porcícola del Centro para la Formación Cafetera del SENA Caldas, cumple con las Buenas Prácticas Ganaderas en la Producción de Porcinos.

Para Eliana María Carmona Gómez, subdirectora (e) del centro de formación en mención, la certificación indica que el área pecuaria viene cumpliendo con las condiciones establecidas en  la resolución 2640.

“Esta resolución del ICA reglamenta las condiciones sanitarias y de inocuidad en la producción primaria de ganado porcino destinado al sacrificio para consumo humano”, explicó Eliana María.

La certificación que cuenta con una vigencia de dos años se logró con el trabajo de los instructores del área pecuaria, aprendices e integrantes del equipo AgroSENA.

Francisco Cortázar Serrato, instructor del Centro para la Formación Cafetera en el área porcícola comentó que: “La certificación es sinónimo de garantía,  y demuestra el trabajo que venimos desarrollando bajo parámetros de normativas nacionales, las cuales a su vez se convierten en formación de calidad para los aprendices”. 

Algunos de los procedimientos de carácter preventivo que auditó el ICA a la granja SENA fueron: Plan de vacunación contra peste porcina clásica (PPC), plan sanitario, seguimiento de diagnósticos de enfermedades en granja, plan de emergencias, procedimiento para la adquisición de animales, procedimiento de limpieza y desinfección, manejo ambiental y disposición de la mortalidad, placentas y residuos orgánicos de prácticas veterinarias.

“En este sentido, las buenas prácticas ganaderas en la producción porcícola tienen como intención la producción de un alimento salubre y nutritivo que garantice la salud del consumidor, aspecto fundamentales que demandan en el mercado nacional e internacional”, agregó Cortázar.

Según el Instituto Colombiano Agropecuario, los mercados de alimentos son cada vez más especializados y estrictos y los compradores a gran escala implementan sistemas de auditoría y gestión, así como requisitos mínimos a sus proveedores, con el fin de garantizar un producto de óptimas condiciones e inocuo para sus clientes.