28 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Bambusa vulgaris podría ser más resistente que la guadua

30 de septiembre de 2019
30 de septiembre de 2019

 

Esta variedad de bambú, que en muchos lugares es considerado como una planta invasiva, posee propiedades físicas y mecánicas que le dan potencial para ser usado como material estructural en construcciones de baja complejidad.

Así lo asegura Fabián Leonardo Álvarez Vega, magíster en Construcción de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien identificó las propiedades físico-mecánicas de las plantas de Bambusa vulgaris provenientes del municipio de La Mesa (Cundinamarca), como una posible alternativa renovable y sostenible a los materiales convencionales que se usan en la industria de la construcción.

Su propósito era hallar parámetros de resistencia que permitan introducir este material en el Reglamento Colombiano de Construcción Sismo Resistente (NSR-10), el cual admite el uso de una sola especie de bambú, la Guadua angustifolia Kunth,que conocemos como “guadua” y que tradicionalmente ha sido empleada en construcción en lugares como el Eje Cafetero.

Para conseguirlo estudió 12 culmos, o tallos, de Bambusa vulgaris, en los que realizó ensayos físicos para determinar el contenido de humedad y la densidad básica de la planta –conocida como bambú común–, que crece en climas tropicales entre los 1.000 y 1.500 msnm y que se caracteriza por ser más delgada y liviana que la guadua.

Además las sometió a ensayos mecánicos de compresión paralela, compresión perpendicular a las fibras, corte paralelo a las fibras, tracción y flexión, para hallar su elasticidad y resistencia. Estos procedimientos están descritos en la norma técnica colombiana NTC-5525 “Métodos de ensayo para determinar las propiedades físicas y mecánicas de la Guadua angustifolia Kunth” y en el NSR-10, necesarios para el futuro diseño de estructuras con Bambusa vulgaris.

Entre los resultados se obtuvo que para la Bambusa vulgaris que crece en La Mesa el esfuerzo admisible de flexión es de 19,4 MPa (megapascales), la tracción 27 MPa, la compresión paralela a las fibras 17 MPa, el corte paralelo a las fibras 1,8 MPa y la compresión perpendicular 5,3 MPa, valores superiores a los registrados para el bambú Guadua angustifolia Kunth reportados en el NSR-10.

Según explica el investigador, con esos valores la planta se podría considerar apta para incluirla en el título G de los próximos códigos colombianos de construcción sismo resistente, después de realizar estudios complementarios en otros lugares de Colombia donde esta crece.

Para soluciones de vivienda

En el mundo existen cerca de 1.000 especies de bambú, 500 de ellas en América y 28 en Colombia. Una de estas es Bambusa vulgaris, de origen asiático, que pertenece a la familia de las poáceas, desarrolla tallos que pueden alcanzar una altura de 12 m y un diámetro entre 5 y 10 cm; crece con gran facilidad en lugares húmedos y bien drenados, con la ventaja de que estos pueden soportar inundaciones de corta duración.

En el país prácticamente no existen estudios sobre este tipo de bambú, pues las investigaciones se han concentrado en la Guadua angustifolia Kunth, endémica de América; sin embargo su amplia disponibilidad y el potencial identificado en estudios como el del investigador Álvarez representan una oportunidad sostenible y de bajo costo para construcciones de baja complejidad.

La explotación de este recurso natural puede ayudar a disminuir el déficit de vivienda e infraestructura del país y de la región, teniendo en cuenta que es un material económico y renovable que si se acompaña de campañas de explotación responsable dinamizaría la economía del sector rural.