22 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Alicia en el mundo de las desgracias

Profesor comprometido con la transformación del país a través de la educación. Formado en Lic. En Biología y Química, Mg. En Enseñanza de las Ciencias, Doctorando en Didáctica y constante investigador vinculado a la educación universitaria. Twitter: @DavidAlTama.
27 de septiembre de 2019
Por Omar David Álvarez Tamayo
Por Omar David Álvarez Tamayo
Profesor comprometido con la transformación del país a través de la educación. Formado en Lic. En Biología y Química, Mg. En Enseñanza de las Ciencias, Doctorando en Didáctica y constante investigador vinculado a la educación universitaria. Twitter: @DavidAlTama.
27 de septiembre de 2019

En el gobierno Santos se implementó el programa “Ser Pilo Paga”, y Duque le ha dado continuidad, no obstante los cuestionamientos de los cuales ha sido objeto, entre ellos la desfinanciación de la universidad pública, los beneficiados reales con el proceso, las universidades optadas para cursar estudios.

La nueva arista emergente, con evidencias concretas, ha sido la discriminación y bullying al que se han sometido los participantes de estrato 1 que han llegado a universidades de nivel 6 y más allá.

Es propio de estudiantes de colegio soñar con el ser profesionales y adalides de las ciencias, fantasías infantiles y juveniles materializadas para algunos a través de los años, mediada la superación de las pruebas de estado. Para facilitar esas construcciones emergió “ser pilo paga”, como novela fantástica del género sinsentido al que pertenece Alicia en el país de las maravillas; que ha traído consigo los capítulos del antes, el durante y el después del programa.

Los estudiantes beneficiados son aquellos que tienen los puntajes más altos en las pruebas de estado y se encuentran registrados en el Sisbén. El gobierno, en su papel de conejo blanco, invita a ingresar a la universidad que quieran, no importa el costo, en el universo de absurdos y paradojas, siendo seducidos por las denominadas “universidades de élite”.

A pesar del rendimiento académico, bueno en general, afrontan ahora, algunos, en su realidad, problemas nuevos frente a los cuales carecen de herramientas cognitivas y emocionales para resolverlos, como la soledad, la distancia de sus familias, la carencia de círculos de afecto y cuidado, a lo cual se suma la crueldad del estrato 6 con su discriminación y bullying, las burlas por su origen humilde y olor a musgo de la vereda. Son maltratados por las Reinas de Corazones, presumidas y maleducadas, que visten elegantes con coronas y varas con corazón de oro, y lideran un ejército de naipes. El país de las maravillas se transforma en el mundo de las desgracias, habitado por problemas psicológicos, psiquiátricos y suicidio.

Siguiendo a Miguel de Zubiría Samper “Si los colegios y las universidades le destinaran una hora al año a conocer lo humano de sus estudiantes, los aterradores índices de soledad, depresión y suicidio caerían en picada”, hay que conocer “1) las potencialidades humanas de los estudiantes, y 2) comenzar la tarea definitiva de conocerse. El precepto de los griegos incumplido”; tarea inaplazable a las que están llamadas las instituciones educativas en todos sus niveles.