18 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta “No estamos tocando techo”, dicen en la campaña de Mesa

27 de agosto de 2019
27 de agosto de 2019

Como un baldado de agua fría cayó en la campaña de Jorge Hernán Mesa la nota de Política con pimienta, publicada la semana pasada en EJE 21, con el título “Mesa, tocando techo”. Los comentarios abundaron como la maleza. “No estamos tocando techo. Eso es una mentira. Todas las encuestas están registrando  26 y 12 (Mesa y Marín), comentó uno de los contertulios, detallando los respaldos de uno y otro: “A Mesa lo acompañan el Partido Liberal, Centro Democrático, Mira, Asi, una línea de amigos de Hernán Penagos, conservadores independientes y varios gremios. Con Marín están Partido de la U (línea Mauricio Lizcano), Partido Verde, los sierristas y dicen que Farc».

Las promesas de Marín

También se escucharon críticas a Carlos Mario Marín por el anuncio que hizo en el sentido de que, si llega a la alcaldía, retira los peajes de la Panamericana. “Eso demuestra que desconoce las funciones de un alcalde. Esta facultad no es del alcalde”, expresaron. Tampoco se tragan la promesa de un subsidio al transporte público ya que asumir sólo un 10 por ciento del costo del pasaje le representa al municipio una erogación de $17 mil millones. ¿De dónde van a salir?, se preguntan.

La campaña negra

Y que se preparen todos los candidatos porque en esta campaña les caerán rayos y centellas de uno y otro lado. Los “francotiradores” se mueven como peces en el agua desde diferentes flancos esperando cuando se presenta una oportunidad para disparar. Poseen ojo de águila y mantienen al acecho de sus posibles objetivos. Entre sus presupuestos está, obvio, la propaganda negra que ya está circulando por las redes.

Gallina lo pone y frito se come

A través de una encuesta, los aspirantes a la Gobernación de Caldas Luis Carlos velásquez y Luis Guillermo Giraldo Hurtado definirán cuál de los dos se queda con la candidatura. Será una pelea de toche con guayaba madura, pues el pez grande (Velásquez) se comerá al pequeño (Giraldo). Los expertos en hermenéutica política sostienen que es un mecanismo hábil y disimulado para Giraldo disfrazar su adhesión a Velásquez y sacarse por ahí derecho un clavo con la exsenadora Adriana Gutiérrez, madre del otro candidato, Camilo Gaviria. Como es de «público conocimiento» Giraldo se metió a los predios de Gaviria y aspiró inicialmente por el CD a la Gobernación pero finalmente le fue mal porque las cosas no le salieron como las pensaba. Como consecuencia de esta circunstancia, Giraldo renunció al Centro Democrático y buscó otro alero para sus pretensiones políticas (Renacer del expresidente Santos, integrado por los viudos del poder). En un comunicado conocido este lunes, Velásquez y Luis Guillermo anunciaron que «decidieron unirse en búsqueda de una única candidatura a la Gobernación de Caldas». Este proceso ha sido confiado a la firma Estratégica.com. Blanco es, gallina lo pone y frito se come.

Objeto de desplantes y malquerencias

Es que, la verdad sea dicha, abierta unas veces, otras veces soterrádamente, desde que Giraldo anunció su aterrizaje en la pista de Doña Adriana Gutiérrez y del Senador Mejía, lo hicieron objeto de desplantes y malquerencias que le llenaron la taza. No solo le recordaron su pasado, sino que lo vieron como un intruso que venía a quedarse con los frutos de un trabajo largo y estratégico de la jefa del partido en Caldas, en beneficio de su hijo, el candidato Camilo Gaviria, el que, así se niegue, es el señalado por Uribe para optar a la Gobernación de Caldas.

El mono Sierra tiró la toalla

El mono Luis Emilio Sierra tiró la toalla y dejó a sus seguidores a la deriva. Sálvese quien pueda, parece ser su slogan. Mejor dicho, quemó la nave en la mitad del mar y dejó a sus amigos a la suerte. No otra interpretación se le puede dar a unos apartes del comunicado que divulgó la semana pasada anunciando su retiro de la contienda electoral: “Frente a la coyuntura electoral que vive el Departamento, intenté mediar para tratar de unir los dos sectores en los que está dividido el Movimiento de Salvación Nacional, y buscar así , el respaldo para un único candidato a la Gobernación de Caldas. Infortunadamente ello no fue posible, pues el mecanismo de escogencia mediante encuesta, no tuvo ni el eco ni la credibilidad necesaria, en razón de hechos que son de todo conocimiento público. En esas circunstancias, informo que me mantendré al margen de la contienda electoral. Dejo en libertad a quienes me han seguido  para acompañar a quien deseen”. Al marginarse de la contienda electoral, como lo anuncia, entonces se abstendrá de votar por el candidato de sus exaliados a la gobernación de Caldas, Luis Carlos Velásquez? Averígüelo Vargas.

Ya no hay salvación

Imagen Kienyke

Solo cenizas quedaron de lo que ayer fue esplendor, es lo que se puede predicar del otrora Movimiento de Salvación, rimbombante rótulo que le estampó su inspirador y fundador, el inmolado caudillo Alvaro Gómez Hurtado. Siempre se le consideró el ala alvarista (o laureanista) del partido conservador, para diferenciarlo de su antagonista, de la misma colectividad, el ospinopastranismo, inspirado por los expresidentes Mariano Ospina Pérez y Misael Pastrana Borrero. En Caldas, esa colectividad fue liderada por el fallecido dirigente Rodrigo Marin Bernal, quien siempre encarnó los principios pregonados por su jefe, Alvaro Gómez.

Sierra, el sucesor

Cuando Marin Bernal fungía como jefe indiscutible del alvarismo en Caldas, surgió el liderazgo de un joven universitario, que fue escalando posiciones de respeto entre los jóvenes de la época y creó el Bras, un estamento de apoyo a las más rancias ideas consevadoras. Al lado de Marin Bernal fue ascendiendo en el movimiento, hasta llegar al Senado de la República, luego de ocupar otros cargos en la alta burocracia como diplomático y gerente de entidades oficiales. Al morir Marin Bernal, recogió las banderas del movimiento.

En vía de extinción

Al término de la anterior legislatura, el mono Sierra anunció que no aspiraría más al Congreso, entre otras razones, por algunos quebrantos de salud. Desde entonces, la facción política que orientaba, empezó a desmoronarse y a atomizarse, sin que emergiera un líder capaz de sacarla adelante. Algunos fueron a parar al “penaguismo” (el exalcalde Jorge Eduardo Rojas), la exconcejal Paula Andrea Orozco), para no mencionar a quienes emigraron a otros partidos como el CD, liberal, y cambio radical. No hubo sucesión, ninguno de sus más cercanos amigos fue ungido como jefe y el discípulo Félix Chica, resultó inferior a sus expectativas. Por todo eso, decidió liar bártulos y dejar expósitos a sus seguidores y en plena libertad de votar, según su conciencia y apetencia. Parece haberles dicho:  Sálvense quien pueda….

Basura preelectoral

En un comunicado divulgado el pasado fin de semana, el representante a la Cámara Félix Chica afirma que recibieron hace un año y cinco meses  “un Partido Conservador sin esperanzas” y que hoy “hemos creado el Directorio Departamental, se han instalado 17 Directorios Municipales, tenemos candidato propio a la Gobernación de Caldas, 25 candidatos a Alcaldías, 24 municipios con listas al Concejo, 10 aspirantes a la Asamblea y 64 líderes aspirando a las Juntas Administradoras Locales de Manizales”. A otro perro con ese hueso.  No creemos que esta descripción de Chica, a quien hace mucho tiempo quieren sacar por la puerta de atrás de la presidencia del Directorio, corresponda a una realidad contante y sonante. Empecemos por el candidato conservador a la gobernación,  Angelo Quintero –Ányelo como ya le dicen algunos- de quien se dice que tiene más “fuerza un inodoro de hoyo”. Después de que rompió abruptamente el pacto con Fabio Arias con respecto a la encuesta que definía cuál de los dos se quedaba con la candidatura a la gobernación, su palabra quedó más devaluada que el peso venezolano. Esa aspiración cayó estrepitosamente en la bolsa política. Integrar directorios y reconocer candidatos a cargos de elección popular, no indica que el “glorioso” partido conservador esté fortalecido. Lo que realmente demuestra que una colectividad está fortalecida, son los resultados electorales. El 27 de octubre veremos si la histórica colectividad de Ospina y Pastrana está viva en Caldas o requiere con urgencia que le apliquen los santos óleos como a Salvación Nacional. Entre tanto, el comunicado de Chica no deja de ser un boletincito que engrosa la basura preelectoral.