4 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Dice Andrés Felipe Betancourt «Mi aspiración es producto de una exploración personal sobre mi trabajo con la comunidad»

5 de agosto de 2019
5 de agosto de 2019

Por JOSE MIGUEL ALZATE

Andrés Felipe Betancourt es un médico veterinario de cuarenta y tres años que aspira a la Alcaldía de Manizales a nombre de los llamados alternativos, un grupo político del que hacen parte algunos movimientos independientes. Hace parte de una familia de ocho hermanos. Su padre se jubiló como operario de unas máquinas impresoras en la Universidad Nacional. Bachiller del Instituto Chipre, fue profesor, vicerrector y rector del Instituto de Educación Superior Cinoc, de Pensilvania. Además se desempeñó como vicerrector de proyección de la Universidad de Caldas. En este reportaje habla sobre por qué quiere dirigir los destinos de la ciudad.

Digámosle a los lectores quién es Andrés Felipe Betancourt.

 Un ciudadano manizaleño a quien le gusta trabajar con las comunidades rurales, enamorado de su ciudad, que desde la academia ha hecho aportes para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Un hombre comprometido con la universidad, que sometió su nombre a consideración de los estamentos universitarios con el propósito de ser elegido rector de la Universidad de Caldas. Alguien que quiere construir ciudad respetando el medio ambiente, apostándole a la preservación de los recursos naturales.

A usted se le recuerda por haber liderado el proyecto Vivo Cuenca que busca proteger las áreas productoras de agua. ¿Qué se logró con esta idea? 

Yo formulé el proyecto inicial y fui escogido como su primer director. Este fue un proyecto que busca garantizar la provisión de agua a la ciudad hasta dentro de cincuenta años. Se conformó un fondo de agua que tiene el propósito de garantizar la provisión de este líquido además para los municipios del centro sur de caldas. El objetivo de Vivo Cuenca es proteger, mantener y preservar los servicios y recursos ambientales en la cuenca del Río Chinchiná. Fue promovido por empresas como Aguas de Manizales, la CHEC  Corpocaldas y Emas.                                                                                                                              

¿Por qué quiere ser Alcalde de Manizales?

 Mi deseo tiene varios orígenes, La principal, mi vocación de trabajo por la comunidad. Es el fruto de una exploración personal donde me convencí de que tengo vocación de servicio público. Me gusta comprometerme con la comunidad, conocer sus necesidades y, sobre todo, buscarles solución a sus problemas. Creo que desde mi visión académica puedo aportar para construir una ciudad donde la comunidad rural sea mirada con otros ojos por las autoridades.

Andrés, Salomé y Amelia

¿Qué quiere expresar con eso de que las comunidades rurales sean miradas con otros ojos?

 Algo muy sencillo. Las administraciones siempre se preocupan por la calidad de vida de los ciudadanos que habitan la ciudad. Pero se preocupan poco por las comunidades rurales. Se deben implementar planes de desarrollo para la comunidad rural. Así como se elaboran proyectos para mejorar la movilidad en la ciudad o el uso del espacio público se debe pensar en proyectos para hacer más productivo el campo. Hay que recuperar el enfoque de ruralidad porque hay una diferencia entre productividad agropecuaria y desarrollo rural.

¿En su concepto Manizales puede ser una ciudad con una producción agropecuaria que garantice su abastecimiento?

Le doy este dato: Manizales apenas produce el 11% de la comida que consumimos los manizaleños. Tenemos tierras productivas, sol todo el año, buena oferta de agua, suelos derivados de cenizas volcánicas y no producimos la comida que consumimos. No necesitamos grandes distritos de riesgo para poder canalizar agua, como otros departamentos. A nosotros nos cae todo del cielo. Somos afortunados. Pero tenemos comida de inferior calidad, mas cara para el consumidor y un productor empobrecido porque parte de lo que consumimos debemos traerlo de otras partes.

Hablemos sobre temas puntuales de la ciudad. La gente critica mucho la utilización del espacio público.  ¿Usted cree que se puede controlar esto para mejorar la circulación de la gente?

 Le digo algo: en esta coyuntura electoral las críticas se las van a dirigir a la actual administración. Eso es injusto. Este es un problema estructural, no se lo inventó el actual alcalde. Desde luego, las administraciones tienen que asumir sus responsabilidades. Pero la ciudadanía debe entender que muchas de las personas que hoy tienen una venta callejera están amparados por una decisión judicial que le ordena a la alcaldía que los deje trabajar.

¿Cómo candidato a la alcaldía qué propone para controlar las ventas callejeras?

En nuestro proyecto de ciudad el profesor Luis Fernando Acevedo es el responsable de la estructuración de nuestro programa de utilización del espacio público. El lleva muchos años manejando el tema. Es experto en urbanismo y estudioso del problema del espacio público. Yo no puedo perseguir a una persona que tiene la orden de un juez porque necesita de ese trabajo para sostener a su familia. La situación no es sencilla. Tiene solución, pero deben participar todos los actores.

¿Qué solución propondría para los vendedores de fruta que se han tomado la carrera 23?

Una solución sería el rescate de la plaza de mercado. Si mejoramos el entorno de la galería, si garantizamos seguridad, si le damos relevancia comercial al sector, si llevamos rutas de transporte, si le hacemos parqueaderos, si tratamos de mantener en sector limpio, recuperamos ese espacio para que la gente vaya hasta allá a comprar. Si lo convertimos en un espacio agradable para comprar mucha gente iría a hacerlo. En las grandes ciudades del mundo las plazas de mercado son espacios dinamizadores.

 Pasemos a otro tema. ¿Qué haría usted para lograr que a Manizales lleguen mas turistas?

 Es una buena pregunta. Manizales tiene fortalezas en este sentido. El avistamiento de aves se está convirtiendo en un atractivo turístico. Además tenemos el Nevado del Ruiz. Y somos parte del Paisaje Cultural Cafetero. Tenemos un sistema de biodiversidad natural. Propondría una política pública integral que vincule el sector público y privado. Y apoyaría las iniciativas privadas. Tenemos que explotar mejor nuestra riqueza paisajística. Fortalecería el Instituto de Cultura y Turismo para que apoye todas las actividades que puedan traer turistas.

Usted se destaca por ser un ambientalista. ¿Cómo ve la autorización dada al alcalde por el Concejo Municipal para que compre tierras en el sector de Rio Blanco? 

La aplaudo sin reservas. Comprar estos predios es una decisión acertada. Tenemos que decir que Manizales tomó desde la década del cuarenta, a través de un señor llamado Conrado Gómez, la decisión de adquirir fincas ganaderas para ser reforestadas. Rio Blanco no fue un bosque primario. En un principio no se pensó en una reserva forestal. Allí sembraron arboles como alisos, eucaliptos y pinos con finalidad comercial.  No funcionaron como plantaciones comerciales. Terminaron como áreas de reserva forestal.

¿Qué les dice a los manizaleños para que apoyen su aspiración de dirigir los destinos de la ciudad?
Que quiero trabajar para hacer de la ciudad un espacio donde se pueda vivir con calidad de vida. Los manizaleños vivimos orgullosos de nuestra ciudad porque tenemos reconocimiento como ciudad acogedora, donde se puede vivir bien. Nuestra propuesta esta construida sobre tres ejes fundamentales que buscan garantizar el desarrollo armónico. Sobre esos tres ejes voy a trabajar para garantizar la convivencia ciudadana, el crecimiento industrial y el desarrollo social.