7 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Fiscalía colombiana advierte de posibles fosas con desaparecidos en Medellín

18 de julio de 2019
18 de julio de 2019
Imagen ilustrativa

Medellín (Colombia), 18 jul (EFE).- La Fiscalía colombiana advirtió este miércoles a la Justicia Especial para la Paz (JEP) que en la Comuna 13, una barriada de Medellín azotada por el conflicto armado, puede haber fosas aún sin identificar con víctimas de desaparición forzada.

Así lo hizo durante una audiencia pública de la JEP, que se inició este miércoles y se extenderá hasta mañana, en la que se busca recoger información que permita establecer «medidas cautelares» en la Comuna 13.

En la diligencia participan familiares de desaparecidos en esta convulsa comuna y colectivos de víctimas, así como representantes de instituciones estatales.

«Nuestra competencia como tribunal especial de paz en este doloroso asunto es obtener información que permita adoptar las decisiones que correspondan para proteger los lugares donde se tengan elementos de juicio para considerar que han sido depositados cuerpo de personas desaparecidas», expresó la presidenta de la sesión, la magistrada Reinere Jaramillo.

La indagación se fundamenta en una petición de representantes del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) y de familiares de desaparecidos, que solicitaron a la JEP que tome medidas cautelares en 16 lugares del país donde «se presume existen personas inhumadas» dadas como desaparecidas.

Los demandantes pidieron el cierre cautelar de los lugares conocidos como ‘La Arenera’ y ‘La Escombrera’, donde se sospecha que están enterrados los cuerpos de los desaparecidos, para que «la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) pueda actuar en mejores condiciones en estos lugares» en el futuro.

La directora de la Corporación Jurídica Libertad, Adriana Arboleda, expresó a Efe que esta audiencia no pretende «establecer responsabilidades», al tratarse de una reunión «técnica» que dará claridad «sobre lo que se ha hecho y dejado de hacer», además de ser un escenario para propuestas.

«Aquí nos estamos jugando las últimas cartas», afirmó la abogada, y agregó que tanto las víctimas como sus familiares «necesitan que los más de 250 casos de desaparición forzada en la Comuna 13 se resuelvan».

En esa línea, Margarita Restrepo manifestó que tiene la «esperanza» de que la JEP exija a la institucionalidad «todo lo que nos han negado» desde el momento en el que desapareció su hija Carol Vanesa, de 17 años, quien fue raptada junto a dos compañeros, según su relato, durante la Operación Orión en 2002.

Con esa operación militar las autoridades buscaban expulsar de la Comuna 13 de Medellín a grupos ilegales y que, según organismos de defensa de los derechos humanos, dejó numerosos desaparecidos y se hizo en colaboración con grupos paramilitares.

«Llevamos 17 años luchando para que cierren ‘La Escombrera’. Nunca nos escuchan», dijo Restrepo a periodistas, y apuntó que la audiencia también permitirá mirar «otros puntos estratégicos» donde se creen que hay restos óseos.

En 2015, la Fiscalía colombiana excavó durante cuatro meses un sector denominado Polígono 1 de «La Escombrera», un registro de 25.600 metros cúbicos de tierra donde no hallaron osamentas humanas.

Sobre ese aspecto, miembros del Grupo interno de trabajo de búsqueda, identificación y entrega de personas desaparecidas (GRUBE) de la Fiscalía y del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) revelaron que consiguieron delimitar un nuevo polígono en esa montaña, con el testimonio del exparamilitar Carlos Villa Saldarriaga, alias «Móvil 8» y apoyados en imágenes satelitales de 2001.

«Se propone un nuevo polígono (…) se abre una nueva posibilidad para el hallazgo de restos humanos en esta zona», señaló en su intervención el topógrafo Albeiro Marín, mientras que la antropóloga Adriana Hernández sostuvo que iniciaron un estudio de factibilidad que definirá si la «nueva propuesta» puede ejecutarse.

Por otro lado, la fiscal especializada Nancy Posada aseguró que tienen identificado que presuntamente en el espectro territorial de la Comuna 13 «existen lugares de inhumación que todavía no están identificados», conclusión a la que llegó tras acudir a relatos de las víctimas, a declaraciones de exparamilitares, información de la época y lectura de varios procesos penales.

Incluso reiteró a los asistentes a la audiencia que «efectivamente en la Comuna 13 existen todavía territorios donde posiblemente están las víctimas que ustedes están buscando».

En el cierre de la primera jornada, la abogada María Victoria Fallon sostuvo que no puede entrar a debatir la responsabilidad del Estado en las desapariciones forzadas presentadas en ese sector de Medellín pero solicitó a la JEP ceñirse por lineamientos internacionales.

«Solicitamos a los magistrados que cualquier decisión que vaya a tomar, en relación con la solicitud de las medidas cautelares, lo haga a luz de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y no solo en el marco de la ley y la constitución colombiana», apostilló Fallon. EFE