8 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Este martes Argentina se cruzará con Brasil

2 de julio de 2019
2 de julio de 2019
(Photo by Mauro PIMENTEL / AFP)

Argentina se cruzará con Brasil este martes en Belo Horizonte en un partido de semifinales de mucho suspenso.

Ahora los dirigidos por Lionel Scaloni se verán las caras contra la pentacampeona del mundo Brasil, en el Mineirao de Belo Horizonte (sudeste), en un choque de lujo entre dos potencias del continente.

La Selección de Brasil se convirtió en la primera clasificada a las semifinales de la CONMEBOL Copa América Brasil 2019, luego de vencer por penaltis a Paraguay, tras el 0-0 en los 90 minutos, en el estadio Arena do Gremio, de la ciudad de Porto Alegre.

Brasil es la selección con mayor cantidad de definiciones por penales en la historia de la CONMEBOL Copa América (nueve: 5 victorias y 4 derrotas); contra Paraguay superó a Uruguay y Argentina (8).

Brasil clasificó a semifinales de la CONMEBOL Copa América por primera vez desde 2007; estuvo tres ediciones sin lograrlo, su mayor racha con el actual formato (desde 1993).

Brasil clasificó a semifinales de CONMEBOL Copa América por sexta vez desde que se juega con este formato (1993), siendo el máximo junto a Uruguay (que jugará el sábado ante Perú por los cuartos de final). La Canarinha llegó a la final las cinco veces que jugó semifinales (1995, 1997, 1999, 2004 y 2007) y salió campeón en las cuatro más recientes.

La Selección de Lionel Scaloni afrontará un desafío mayúsculo después de una actuación irregular en el certamen continental. No fue fácil el andar del equipo durante el torneo tras la derrota inicial frente a Colombia y el empate frente a Paraguay. Sin embargo, el 2-0 frente a Qatar en la última fecha le permitió la clasificación a cuartos de final, instancia en la que eliminó a Venezuela por idéntico resultado gracias a los goles de Lautaro Martínez y Giovani Lo Celso.

El camino de Brasil tampoco fue sencillo. Tras la silbatina recibida en el entretiempo del debut frente a Bolivia, el combinado de Tite goleó a Bolivia por 3-0, empató frente a Venezuela con varios goles anulados por el VAR y vapuleó a Perú en el cierre con un inapelable 5-0 sobre la selección de Ricardo Gareca. En cuartos de final le tocó sufrir y eliminó a Paraguay por penales, sepultando los fantasmas de las eliminaciones anteriores frente al mismo rival en idéntico escenario.

Los dos equipos protagonizarán el superclásico sudamericano con varias historias detrás. Después de perder tres finales, Argentina afrontará la posibilidad de eliminar a su clásico rival, en su país, para estacionarse en una nueva definición que le permitiría tomarse una revancha, probablemente insuficiente, de las tristezas del pasado. Brasil recibirá a la Argentina en el Mineirão con la obligación de borrar los recuerdos de aquel 7-1 frente a Alemania en las semifinales de la Copa del Mundo de 2014. En el mismo estadio de su estrepitosa caída intentará conseguir una victoria que borre aquel fracaso.

En la antesala del partido, las dudas giran en torno a la formación que planteará Scaloni para frenar el poderío ofensivo de Brasil. Si mantendrá su formación -Argentina ya acumula 40 partidos sin repetir su formación- o si sacará a alguno de los delanteros para reforzar el mediocampo es la incógnita de cara a las semifinales. De una u otra manera, el equipo albiceleste necesitará que Lionel Messi aparezca en su mejor versión en un rendimiento terrenal. «No estoy haciendo mi mejor Copa América», reconoció el astro después del triunfo frente a Venezuela.

El último antecedente entre ambas selecciones en la Copa América es la final de Venezuela 2007 en la que el conjunto de Alfio Basile, con Juan Sebastián Verón, Juan Román Riquelme, Lionel Messi y Carlos Tevez cayó por 3-0 frente a Brasil con los goles de Júlio Baptista, Roberto Ayala en contra y Dani Alves. El experimentado lateral derecho, quien ingresó a los 34 minutos en lugar de Elano, será el único nombre propio que se repetirá en la formación brasileña.

La Nación, Conmebol.