6 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El crimen contra la menor indígena Maricela Nembaregama Defensoría de Risaralda previno sobre el riesgo que corren las mujeres por la violencia de género

5 de julio de 2019
5 de julio de 2019
Elsa Gladys Cifuentes, Defensora del Pueblo en Risaralda

La Defensoría del Pueblo, Regional Risaralda rechazó el crimen cometido contra la menor indígena Maricela Nembaregama, de 12 años, e integrante de la comunidad Emberá Chamí del municipio de Mistrató.

De acuerdo con las investigaciones preliminares, la niña indígena fue hallada muerta con múltiples heridas con arma cortante, en diferentes partes del cuerpo.

La posición de la Defensoría

Ante estos hechos que enlutan a la comunidad indígena y a la sociedad en su conjunto, la Defensoría del Pueblo ha querido indagar con las Autoridades especiales indígenas y establecer con precisión los hechos de ese abominable feminicidio.

Desde la Defensoría del Pueblo expresamos nuestra solidaridad a la familia de la niña y hacemos eco a las denuncias hechas por las autoridades indígenas con relación al esclarecimiento de estas acciones que se constituyen en un hecho intimidante para la población rural e indígena de esta parte del país.

Esperamos que se identifique a los responsables de este asesinato, y que exista una condena ejemplar para los mismos, por parte de las entidades competentes.

Igualmente llamamos la atención a las instituciones y las autoridades indígenas para que se refuercen los mecanismos de protección a la vida y la integridad al interior de las comunidades, y en especial con los niños, niñas y adolescentes, para evitar nuevos hechos que violen los derechos fundamentales.

Insistimos en el grave peligro y riesgo que corren las mujeres con el brote desmedido de la violencia de género y la forma indefensa en la que se encuentran las niñas que hacen parte de poblaciones vulnerables, marginadas, rurales , indígenas y víctimas.

Llamamos, con voz alta, a la sociedad Risaraldense para que de manera solidaridaria y enfática con prevención y acción, protejamos la vida como el patrimonio sagrado que es y se requiere a las Autoridades locales que rindan cuentas de las acciones preventivas que se promueven para evitar los daños irreparables que enlutan a la sociedad que ve morir, de manera impotente, un proyecto de vida frustrado por la barbarie .