28 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

"Una agenda muy congestionada", responde el presidente «Coartan libertad de expresión en la Asamblea de Caldas», dicen diputados

5 de julio de 2019
5 de julio de 2019

 La decisión del nuevo presidente de la Asamblea de Caldas, Mauricio Londoño Jaramillo, de conceder solamente durante cinco minutos la palabra a los diputados, ha despertado malestar entre los miembros de esa corporación. La medida fue tomada por el servidor público atendiendo una sugerencia de su asesor personal en la corporación, el diputado Oscar Alonso Vargas.

Según testimonio del diputado del Partido Conservador, odontólogo Ignacio Alberto Gómez, el nuevo presidente de la corporación, Mauricio Londoño Jaramillo, elegido para esa posición con el voto de todos sus compañeros en la asamblea, tomó la decisión de limitar a cinco minutos las intervenciones de los diputados. “Esta es una manera de coartar la libertad de expresión”, sostuvo Gómez Alzate.

El malestar se ha venido acrecentando debido a que el nuevo presidente optó por cerrarle el micrófono a algunos diputados sin que se cumplieran los cinco minutos. El propio odontólogo fue víctima de esta actuación cuando en las sesiones de los días miércoles y jueves, mientras hablaba sobre proyectos de agricultura en el departamento, le cerró el micrófono cuando apenas habían transcurrido cuatro minutos de exposición.

Ante esta situación, el diputado Ignacio Alberto Gómez presentó una proposición exigiéndole al nuevo presidente que a los diputados se les permita hablar el tiempo que sea necesario para exponer sus ideas. El servidor público dijo que es la primera vez que en la Asamblea de Caldas se trata de coartar la libertad de expresión. “La proposición es una manifestación de inconformidad por una decisión que nunca se había tomado en la corporación”, señaló Ignacio Alberto Gómez.

Responde Londoño

El diputado Londoño respondió hoy a sus colegas y dijo que apeló a esta estrategia para ganar tiempo en razón de una agenda muy apretada que incluía la intervención de varios secretarios del despacho.

“Solo aplicando este método se logró descongestionar el orden del día y evacuar los asuntos urgentes”, manifestó Londoño.

Expresó que el mismo reglamento de la Asamblea establece límites a las intervenciones de los diputados para aprovechar hasta el máximo el tiempo, procurando no sacrificar la esencia.