22 de mayo de 2024

Yacimientos mineros ilícitos en Riosucio afectaron el medio ambiente y los recursos naturales

2 de junio de 2019
2 de junio de 2019

Riosucio. Tres explotaciones subterráneas de oro aluvial en la vereda Trujillo del municipio de Riosucio generaron daño ambiental sobre el ecosistema propio del sector.

Los responsables de la actividad minera, no aportaron documentos que demostraran la legalidad minera y ambiental de la explotación, ni del uso o aprovechamiento de los recursos naturales, informó Corpocaldas.

Corpocaldas acompañó a funcionarios de la Unidad Investigativa de Delitos Contra el Medio Ambiente y los Recursos Naturales – SIJIN, la Escuela de Carabineros y la Policía Nacional, a una visita de campo a la vereda Trujillo del municipio de Riosucio, con el propósito de emitir un concepto técnico relacionado con los daños ambientales asociados a una presunta explotación ilícita de yacimientos
mineros localizados a orillas del río Cauca.

Durante el recorrido se observaron tres explotaciones subterráneas, conocidas como socavones, para el beneficio del oro aluvial; la primera se encontraba en etapa de explotación, y las otras dos en proceso de construcción y adecuación de los túneles.

Los responsables de la explotación ilícita de los yacimientos mineros, no aportaron documentos que respaldaran la actividad de explotación minera como Título Minero, Licencia Ambiental o Solicitud de Legalización Minera, conforme a lo estipulado en la Ley 685 de 2001 (Código de Minas) y Ley 99 de 1993 (Decreto 1076 de 2015). Tampoco se encontraron documentos o permisos que se asociaran al uso, aprovechamiento o afectación de los recursos naturales identificados, como Concesión de Aguas, Permiso de Vertimientos, Aprovechamiento Forestal o para el transporte del material vegetal.

Los impactos negativos o daños identificados sobre el medio ambiente y los recursos naturales, fueron:

*Afectación de la faja forestal protectora del río Cauca, por la erradicación de especies vegetales nativas y protectoras propias de la zona como: samán, guadua, nogal, matarraton, piñon de oreja, azuceno, yarumos y platanillas, entre otras.

*Pérdida de biodiversidad originada por las actividades antrópicas de extracción minera, y riesgo de desplazamiento o ahuyentamiento generado por el ruido, de animales como: serpientes y ranas, y de avifauna como garzas, gavilanes, águilas, grallarias, tangaras y periquitos, entre otros.

* Contaminación de las aguas del río Cauca por el vertimiento directo de aguas no domésticas cargadas con sólidos (vertimientos industriales), provenientes de las labores de beneficio minero (lavado de arenas y gravas); así como por los vertimientos humano domésticos consistentes en aguas negras provenientes de cocinas y unidades
sanitarias.

* Modificación del paisaje natural debido a la introducción de la explotación minera y la infraestructura asociada sobre la franja forestal protectora del río Cauca.

* Inadecuada disposición de residuos sólidos ordinarios (recipientes plásticos, empaques plásticos, papel, residuos de comida y residuos de madera, entre otros) y residuos peligrosos (pilas, grasas y combustibles).

Corpocaldas trasladará copia del informe a la Alcaldía de Riosucio para lo de su competencia, según el Artículo 306 de la Ley 685.