24 de mayo de 2019
Agua de Manizales - Mayo 2019 - Mode Selection

Dirigentes latinoamericanas piden más mujeres en puestos de liderazgo

15 de mayo de 2019
15 de mayo de 2019
“La participación política abre espacio para todas las mujeres”: Vicepresidenta de la República

Bogotá, 15 may (EFE).- Dirigentes políticas latinoamericanas reclamaron este martes un mayor espacio para las mujeres en posiciones de liderazgo y así poder aportar más al desarrollo de sus países, durante la última jornada de la Cumbre Concordia de las Américas celebrada en Bogotá.

Las vicepresidentas de Colombia, Marta Lucía Ramírez; de Costa Rica, Epsy Campbell, y de Honduras, Olga Alvarado, coincidieron en la necesidad de que haya más mujeres que tengan el poder de tomar decisiones «importantes» en la política.

«Hay que efectivamente permitir que las decisiones se tomen entre las mujeres y los hombres en las áreas más importantes del quehacer político, tenemos que empoderar a más mujeres, a más muchachas, a más gente joven para que entiendan que la igualdad no es solamente una ganancia para las mujeres, sino que es para toda la sociedad», manifestó Campbell.

Al intervenir en el coloquio «El rol de los vicepresidentes: alcanzar la equidad de género en el liderazgo del Gobierno», la vicepresidenta colombiana señaló por su parte que las mujeres buscan llegar al poder para «transformar a la sociedad» y como ejemplo de ello puso a su país, cuyo Congreso creó en 2008 la primera bancada de género.

«Nosotros en el año 2008 hicimos el primer ejercicio de crear una bancada de género, en donde todas las mujeres, las de la izquierda y las de la derecha (…) nos sentamos todas a trabajar para que hubiera una legislación que protegiera los derechos de las mujeres, que evitara la violencia contra la mujer», destacó.

No obstante, Ramírez lamentó que en el país sean mujeres tan solo el 20 % de los congresistas y «apenas el 10 %» alcaldesas y gobernadoras.

«Esto quiere decir que aquí hay que insistir en la reforma política, en la democratización de los partidos», manifestó Ramírez quien recomendó que en las elecciones se cuente con listas «donde vaya un hombre y una mujer para que haya las mismas probabilidades de que queden mujeres en el Congreso».

Recordó además que el presidente colombiano, Iván Duque, lidera el primer gabinete con paridad de género en la historia de Colombia.

«Tenemos también que buscar acceder al poder para transformar a la sociedad, las mujeres no queremos llegar a la política para trabajar por nosotras, queremos llegar a la política para transformar la sociedad», señaló.

A su turno, Alvarado, segunda vicepresidenta de Honduras, manifestó que lo que están haciendo ella y sus colegas es generar «tendencia», razón por la cual instó a más mujeres a empoderarse y tomar la decisión de ejercer liderazgo.

«Estamos promoviendo la equidad, la promovemos como un eje transversal en el marco de nuestra sociedad, el empoderamiento de la mujer tiene que ser permanente», aseveró.

Otro tema central de la jornada fue la crisis venezolana, a la cual se refirió el expresidente uruguayo Luis Alberto Lacalle (1990-1995), quien manifestó que una intervención militar en ese país provocaría un «terremoto político» por razones «históricas, ideológicas y aún prácticas».

«Creo que una intervención militar, que creo que además no la aconsejarían los mandos militares de Estados Unidos, sería una verdadera revolución en todo el continente», dijo Lacalle, y agregó que de suceder eso podría generar «una transformación no buena de todos los países de hispanoamérica».

En esa línea, el expresidente boliviano Jorge Quiroga (2001-2002) manifestó que es necesario «un conjunto de acciones internacionales para liberar a Venezuela» del Gobierno de Nicolás Maduro, pues considera que en «estas semanas críticas» el tiempo es clave.

Una de ellas es «terminar la toma de los mecanismos económicos internacionales», dijo Quiroga, quien afirmó que el jefe del parlamento venezolano, Juan Guaidó, ya tiene el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) pero le hacen falta el del Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

«Consigamos todos los mecanismos al servicio de Guaidó para hacer irreversible esa transición», apostilló.

Quiroga participó en el panel «Venezuela: preparándose para lo inesperado» junto al representante diplomático de Juan Guaidó en EE.UU., Carlos Vecchio; el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, y el coordinador del Grupo de Trabajo de la OEA sobre los Migrantes y Refugiados Venezolanos, David Smolansky.

Vecchio considera que Venezuela es un «país en guerra sin declararla» y que el principal obstáculo para la paz es Maduro.

«Estoy convencido de que la causa de la libertad va a volver a primar», aseveró.

Entre tanto, Smolansky aseguró que la migración de su país ha sido tan grave que ya «el 15 % de la población de Curazao es venezolana y el 13 % de la población de Aruba ya es venezolana», por lo cual a esas personas se les debe dar el estatus de refugiados. EFE