24 de mayo de 2019
Agua de Manizales - Mayo 2019 - Mode Selection

Diez años sin Rafael Escalona, un célebre del folclor colombiano

14 de mayo de 2019
14 de mayo de 2019
Rafael Escalona. Foto Kienyke.

El célebre compositor de «La casa en el aire» y «El testamento» y que falleció el 13 de mayo de 2009 a los 81 años, fue el «juglar mayor» del vallenato, ese aire musical de la costa caribeña colombiana.

Rafael Calixto Escalona Martínez nació en la localidad de Patillal del norteño departamento del Cesar el 27 de mayo de 1927 y fue el séptimo de nueve hermanos.

El maestro Escalona, como era conocido, se consideró en alguna ocasión como el «cronista del vallenato», desde los lejanos años en que su padre, Clemente Escalona, le leía historias periodísticas y él, entonces, creía que «podía hacer lo mismo pero (no escritas) cantadas».

Algunas fuentes familiares señalan que llegó a tener 36 hijos.

En la costa caribeña colombiana suenan a diario los conjuntos musicales que, con sus instrumentos básicos, representan el mestizaje racial: el acordeón europeo, la caja africana y la guacharaca (una caña metálica con estrías) que utilizaban los indígenas precolombinos.

Y fueron esos instrumentos los que pusieron la música a las decenas de piezas de Escalona.

Escalona y el escritor Gabriel García Márquez se conocieron por medio del pintor Alejandro Obregón y otros miembros de La Cueva en Barranquilla, y fueron forjando una gran amistad.

Luego Escalona fue inmortalizado por García Márquez en El coronel no tiene quién le escriba, así como en Cien años de soledad (1967): «…los cantos de Rafael Escalona, el sobrino del obispo».

El periodista y escritor Daniel Samper, otro de sus grandes amigos y biógrafos, señalaba hace algunos años que Escalona fue un «coleccionista de navajas y amigo de sus amigos».

Anotaba en un perfil del músico el mismo Samper que en Bogotá, ciudad en la que Escalona vivió los últimos 25 años, «seguía siendo enamoradizo, sentimental y de lágrima floja».

A finales de los años cincuenta, el vallenato ya se identificaba como una manifestación musical que había adquirido características de símbolo regional. El ciclo de consolidación del género se cerró con la creación del Departamento del Cesar en 1967 y la realización del primer Festival de la Leyenda Vallenata en 1968, acontecimientos en los que figuró Escalona como protagonista.

Escalona murió de una insuficiencia cardíaca tras sufrir una recaída en su estado de salud, por la que estuvo internado en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Santa Fe, en la zona norte de Bogotá.

Como un homenaje a los diez años de su fallecimiento, este 13 de mayo, a las 6 p.m. en la ciudad de Valledupar, se revivirán sus letras en la plaza Alfonso López bajo el lema ‘Escalona por siempre’,  la fundación ‘Rafael Calixto Escalona Martínez’ busca recordar la extensa obra del músico y darla a conocer a las nuevas generaciones.

Los artistas invitados serán, Jorge Celedón, Jorge Oñate, Jean Carlos Centeno, ‘Poncho’ Zuleta, Ivo Díaz, entre otros.

Agencia Red Medios Digital