19 de mayo de 2019
Agua de Manizales - Mayo 2019 - Mode Selection

Colombia tendría que importar gas desde 2022 si no halla nuevas reservas

14 de mayo de 2019
14 de mayo de 2019
María Fernanda Suárez, Ministra de Minas

Bogotá, 14 may (EFE).- El Gobierno colombiano advirtió este lunes que si no se logra encontrar nuevas reservas de gas natural el país tendría que comenzar a importarlo a partir de 2022, lo que encarecería el precio del combustible.

Así lo afirmó la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, quien añadió que al pasar a depender del gas importado Colombia perdería la autosuficiencia que ha logrado en los últimos 40 años.

«Vamos a tener que hacer interconexiones para que todo el país esté conectado o de lo contrario tendríamos que importar en 2022 o 2023», dijo la funcionaria a periodistas.

Según cifras del Ministerio de Minas, las reservas probadas de gas del país cayeron en un 2,9 % al pasar de 3.896 giga pies cúbicos (Gpc) en 2017 a 3.782 el año pasado.

En consecuencia, la vida útil de las reservas probadas del país se redujo en 1,9 años, al pasar de 11,7 a 9,8 años en 2018, tendencia que se observa desde 2012.

«El gas natural es un combustible fundamental para la transformación energética. Sin embargo, por cada giga pie cúbico producido solo estamos incorporando 0,7 a nuestras reservas probadas», añadió la ministra.

Advirtió que las proyecciones muestran que si no se encuentran nuevas fuentes de gas entre 2021 y 2023 «podríamos necesitar gas importado para suplir la demanda de gas domiciliario en algunas zonas del país, a un precio de más del doble del costo interno».

Actualmente, 9,5 millones de familias, establecimientos comerciales e industriales utilizan gas natural, además de los 230.000 vehículos livianos y 1.000 vehículos de transporte público, camiones, volquetas y recolectores de basura que se movilizan con esta fuente de energía.

Entre tanto, la Agencia Nacional de Hidrocarburos señaló este lunes que Colombia incrementó en un 9,9 % sus reservas probadas de crudo entre 2017 y 2018, al pasar de 1.782 a 1.958 millones de barriles (Mbls) al cierre del año anterior.

Debido a esto, la vida media útil de las reservas del país aumentó en cinco meses, al pasar de 5,7 años a 6,2 años, mientras que las reservas de petróleo subieron a 6,2 años.

La información de la Agencia detalla que durante el año pasado el país logró la incorporación de 492 millones de barriles (Mbls) a sus reservas probadas, de los cuales 450 corresponden a reevaluaciones fruto del desarrollo de proyectos de recobro mejorado, producción incremental y factores económicos, y 42 Mbls más por nuevos descubrimientos.

En materia de producción, se registró un incremento del 1,3 %, al pasar de 312 millones de barriles en 2017 a 316 Mbls en 2018.

«Si bien en 2018 logramos una producción promedio de 865.000 barriles al día, este informe ratifica la importancia de seguir reactivando el sector de hidrocarburos y desarrollar nuevas fuentes que nos permitan asegurar nuestra autosuficiencia energética», acotó la ministra Suárez.

De acuerdo con el informe, el departamento del Meta aporta un 45 % de las reservas probadas del país, con 888,42 millones de barriles, seguido de Casanare con un 19 % (380,89 Mbls) y Santander con un 13 % (254,68 Mbls).

Los campos de Rubiales, Castilla y Chichimene encabezan la lista con mayores reservas probadas, con 228, 148 y 136 millones de barriles, respectivamente. EFE