25 de abril de 2019
Aguas de Manizales - Abril 2019

Tribunal de paz de Colombia fija audiencia para decidir suerte de excomandante de FARC

12 de abril de 2019
12 de abril de 2019

Bogotá, 12 abr (Sputnik). – La Sala de Reconocimiento de la Jurisdicción Especial de Paz (tribunal de paz) anunció este jueves que el 26 de abril realizará una audiencia en la que decidirá la posible expulsión del exguerrillero de FARC Hernán Darío Velásquez, «El Paisa», del sistema de justicia transicional.

«La audiencia para definir la situación de Velásquez se realizará en las instalaciones de la JEP (…), el 26 de abril de 2019 a las 8.00 a.m. (13.00 GMT)», anunció en un comunicado ese tribunal, creado en el marco de los diálogos de paz de La Habana para juzgar a excombatientes de FARC, militares y terceros que financiaron el conflicto armado en el país.

La decisión se tomó después de que la Procuraduría General (Ministerio Público) presentó un recurso de desacato en el que señala que «El Paisa» ha demostrado que no tiene ningún tipo de compromiso con la justicia especial de paz, ya que no ha comparecido a ninguno de sus llamados y se desconoce su paradero.

«Al final de la audiencia se tomará una decisión, que puede implicar diversos niveles de pérdida de beneficios jurídicos previstos en el Sistema Integral», indicó la JEP.

Contra Velásquez existen 26 condenas por delitos relacionados con terrorismo, homicidios, secuestros, extorsiones, reclutamiento de menores, concierto para delinquir, rebelión y tráfico de armas, aunque luego de que se vinculó al proceso de paz, le fueron suspendidas seis órdenes.

El exguerrillero no atiende llamados de la JEP desde el pasado 10 de septiembre, cuando ese organismo le solicitó un informe sobre sus actividades de reincorporación a la vida civil.

Velásquez, quien se desmovilizó y acogió los términos del Acuerdo de Paz firmado entre el Gobierno y las FARC en noviembre de 2016, dejó en septiembre de 2018 el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) del municipio de Miravalle, en Caquetá (centro), junto con el exjefe de la delegación de paz de esa antigua guerrilla, Iván Márquez, luego de que ambos aseguraron que eran seguidos por militares.

Sin embargo, aunque Márquez ha expresado en videos y a través de su abogado que continúa comprometido con la implementación de la paz y la reincorporación, Velásquez no se ha reportado a la JEP.

Tras la firma del Acuerdo de Paz, más de 7.000 integrantes de las FARC se desmovilizaron y dejaron sus armas, después de lo cual el grupo rebelde se convirtió en partido político de izquierda y varios de sus integrantes han sido citados por la JEP para comparecer por casos registrados en el marco del conflicto armado. (Sputnik)