5 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Todo tiempo pasado fue mejor?

28 de abril de 2019
Por Eduardo Aristizábal P.
Por Eduardo Aristizábal P.
28 de abril de 2019

Elucubraciones

Te acordás hermano qué tiempos aquellos,  eran otros hombres, más hombres los nuestros, no se conocía coca ni morfina, los muchachos de antes no usaban gomina.

No soy de los que creen que todo tiempo pasado fue mejor. Todas las épocas tienen su bondades y maldades. Pero en tema de radio en Colombia sí creo que hay hechos concretos y claros que nos permiten  afirmar que antes se hizo excelente radio que podría estar vigente aún por su calidad y audiencia y ha sido relegada por una programación y producción mediocres, en términos generales, con ligeras excepciones.

Donde están los sucesores de Otto Grenffestein, Fabio Becerra Ruiz, Juan Harvey Caicedo, Edwin Paz García, Alfredo Materón Miller, Eucario Bermúdez ? Locutores profesionales con licencia. El Ministerio de Comunicaciones se dedicó únicamente a las TIC, tema bien importante, pero descuidó el control a las emisoras. Ahora cualquiera puede ser locutor, no importante que no sepa leer,  no sepa hablar o diga vulgaridades al aire. ¿ Porque no un Viceministerio dedicado única y exclusivamente  a la radio ?

¿ Qué se hicieron los radioteatros ? Sobrios, pero prácticos escenarios por donde desfilaron los más grandes artistas del pentagrama nacional e internacional. En ellos también se realizaron programas de concurso, algunos  de ellos de corte cultural con muchísimo éxito en sintonía y en ventas, orientados por verdaderos maestros, sin olvidar el descubrimientos del talento nacional con sus concursos para aficionados.

Aquellos radioteatros también sirvieron para que los grandes humoristas como Montecristo, Hebert Castro, Los Chaparrines, Emeterio  y Felipe, entre otros, divirtieran e hicieran olvidar el stress de los oyentes y por los cuales desfilaron los más importantes artistas del mundo y las más grandes agrupaciones musicales del planeta.

Da grima pensar que los grandes administradores y productores de los años 50, 60 y 70 no han sido  bien reemplazados; ¿ en  donde están los  William Gil Sánchez, Gabriel Cuartas Franco, Leonidas Otálora, Bernardo Tobón Jr, Jairo Restrepo, Antonio Pardo García, Luis Eduardo Mantilla Sanmiguel, Pablo Emilio Becerra, Enrique París, entre muchos grandes profesionales de la radio de antes ?

¿ Qué se hicieron los grandes directores de noticias; Alberto Acosta, Arturo Abella. Orlando Cadavid Correa, Jorge Enrique Pulido ?

Y no podemos olvidar las extraordinarias  producciones de las radio novelas como Kadir el Arabe, el altivo, audaz aventurero de los mares, subyuga con el fuego de su  mirada y el embrujo de sus palabras…como decía su presentación. O en épocas mas recientes Kaliman y La Ley contra el Hampa, en el cual  alcancé a hacer algunos bolitos cuando se producía en Medellín.

Y cómo no mencionar las superlativas transmisiones, de los Panamericanos de Cali, Los Juegos Olímpicos de Munich, Los Centroamericanos y del Caribe de Medellín, sin  internet, editando con cinta y tijera

Ahora los  noticieros buenos son pocos y   ojo, algunos se están convirtiendo de magazines, buscando más el fortalecimiento comercial que el periodístico, con entrevistas en las cuales se nota claramente que es una bonificación a un contrato publicitario.

La historia es larga, pero concluyamos mencionando  las transmisiones deportivas en  Colombia y el exterior, en vivo y en directo,  eran  la regla, ahora es la excepción. Todos doblando, pegados de un monitor de televisión. Antes, doblar era un pecado, ahora es una virtud.  Te acordás hermanos qué tiempos aquellos…