17 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Propósito de enmienda

Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política. Concejal de Manizales.
23 de abril de 2019
Por Julián Andrés García Cortés
Por Julián Andrés García Cortés
Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política. Concejal de Manizales.
23 de abril de 2019

Termina Semana Santa y cada día está más cerca los plazos para definir candidaturas, inscribirse ante la registraduría y empezar a hacer campaña, aunque muchos ya iniciaron con publicidad indebida que aun siendo ilegal para ellos ya cumplieron con su objetivo. Ese solo es un ejemplo de cómo de manera equivocada se quiere hacer política y ganar elecciones. Pero serán ellos mismos, esos que se pasan la ley por la faja, los que saldrán en campaña a decir que son los diferentes, los legales y los que hacen política decente.

Muchos de ellos sin escrúpulos se adueñan de los recursos públicos, van prometiendo puestos a Raimundo y todo el mundo para lograr los votos necesarios, sin importar que no pueda cumplirle a la mayoría, y es así como muchos de sus electores empiezan a conocer a sus ‘ídolos’ políticos.

Algunos que salieron en vídeos o mandaron mensajes sobre la reflexión sobre la semana sagrada que pasó sugiriendo el respeto y el perdón, pues hacen parte de los que practican y no aplican, es sólo una cortina de humo para mostrarse ante la sociedad como hombres y mujeres de ‘bien’, pero solo para cautivar a algunos ciudadanos con su oportunismo.

Esos que nunca tienen propósito de enmienda y que van por la vida mintiendo y usando su demagogia para alcanzar sus fines, pero que no respetan los recursos públicos y las finalidades para los que fueron propuestos. Esos que hacen campaña con un discurso, pero gobiernan con otro; a esos debemos derrotarlos, ganarles y demostrarles que se puede hacer diferente. Estoy convencido que nuestra Ciudad y Departamento tienen la madurez necesaria para darle este golpe de mano a la política que nos ha gobernado mal. Los resultados del 2018 lo muestran y estoy seguro que en el 2019 lo confirmaremos.

Para esto necesitamos que más ciudadanos se sumen a las propuestas alternativas, que miren con lupa la hoja de vida de los candidatos y lo más importante que le generen confianza, para que el día de las elecciones salgan a votar con alegría y con la firme convicción que con esa decisión sí habrá un cambio para la Ciudad, para Caldas y para la política.

Este año el turno no es para la política de compra y venta de votos, este año no es para los mercaderes de siempre que se nos roban las oportunidades y los sueños, este es el año de los ciudadanos libres, con criterio y que quieren un cambio para la Ciudad, este año es para dejarnos de quejar y actuar en contra de todo por lo que nos hemos quejado tanto tiempo atrás.

Sin duda, en los meses que queda para empezar campaña y para salir a las calles a conseguir votos, veremos a muchos candidatos y a muchos elegidos que se quieren reelegir, con “propósito de enmienda”, diciendo que: “esta vez sí lo harán mejor, que ahora sí han cambiado y van por la política del bien común, que han reflexionado y que en los próximos cuatro años no cometerán los mismos errores de antes, en definitiva, que ahora sí cumplirán”. Pero todo es cuento, ni hay “propósito de enmienda” ni #VoluntadPolítica, ni ganas de cambiar. Seguirán con los mismos procedimientos y con las mismas actuaciones. Lo único que ha cambiado es el discurso para poder engañar incautos que voten por ellos

Algunas recomendaciones, la primera es que salga a votar, por quien quiera, pero hágalo y la segunda, y no menos importante, que ese voto sea con conocimiento de causa y con la responsabilidad debida para que ese voto no nos condene cuatro años más.

@Julianelpolit

[email protected]