15 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Manizales presentó en 2018 la segunda tasa más alta de muertos por desastres naturales

4 de abril de 2019
4 de abril de 2019

La capital caldense no quedó bien parada en un informe sobre medio ambiente, elaborado por Manizales Cómo Vamos y según el cual en el 2017 la cantidad de residuos producidos fue 50% más de lo que se producía en el 2003.

En el mismo contexto, se destaca que «comparada con otras ciudades, Manizales presentó en 2018 la segunda tasa más alta de muertos por desastres de origen natural, después de Santa Marta, con 0,25 muertes por cada 100.000 habitantes, y la tercera tasa de heridos por desastres naturales después de Pereira y Santa Marta».

En el 2018 los desastres de origen natural dejaron un muerto, dos heridos, mil cuatrocientas personas afectadas y casi 300 viviendas averiadas.

El informe de Manizales Cómo Vamos:

Trabajar para adaptarnos al cambio climático y para ser una ciudad resiliente es el cuarto reto que el Cómo Vamos presenta (ver informe). En la nueva agenda mundial, los Objetivos de Desarrollo Sostenible otorgan una especial importancia a las ciudades y al medio ambiente. De hecho, al menos 6 de los ODS están relacionados directamente con el medio ambiente urbano.

Satisfacción con el medio ambiente

Los ciudadanos son cada vez más exigentes con los temas ambientales de la ciudad. La satisfacción promedio de los manizaleños con la gestión ambiental se situó en 45% durante el año 2018, muy por debajo de la satisfacción reportada con aspectos como la educación y los servicios públicos.

Consumo de energía y agua

En los últimos años se ha observado una disminución sistemática en el consumo doméstico de agua y energía.

En el caso de la energía eléctrica residencial, la disminución equivale al 3% para el año 2017 y al 14% en la última década.

Con relación al consumo de agua, mientras en 2008 cada manizaleño consumió 111 litros de agua al día, el consumo hasta abril de 2017 fue 95,3 litros diarios, una reducción de 15 litros menos por ciudadano frente al 2008.

Contaminación a fuentes de agua

En la gestión del agua uno de los mayores retos se encuentra en el saneamiento a las principales fuentes de agua de la ciudad.

Para el rio Chinchiná, que es el principal afluente de la ciudad y que provee el agua para el consumo humano, el recorrido inicia en el oriente del municipio con una buena calidad, pero recibe a lo largo de su cauce vertimientos provenientes de diversas actividades industriales, así como las aguas residuales de Manizales y Villamaría. En 2017, de los 8 puntos monitoreados del río Chinchiná la mayoría indicaron una mala calidad según el índice de calidad del agua ICA CETESB; sólo en una estación se observó buena calidad.

Residuos sólidos

Las estadísticas de producción de residuos en la ciudad muestran una proyección creciente en la generación de basuras por el aumento demográfico y el crecimiento económico, lo cual tiene impactos negativos para el medio ambiente.

En 2017 la cantidad de residuos producidos llego a 0,92 kilogramos por persona al día, un 50% más de lo que se producía en 2003. En este mismo año se dispusieron en total 134 mil toneladas de basura en el relleno sanitario la Esmeralda.

Afectaciones por desastres naturales

En el 2018 los desastres de origen natural dejaron un muerto, dos heridos, mil cuatrocientas personas afectadas y casi 300 viviendas averiadas.

Comparada con otras ciudades, Manizales presentó en 2018 la segunda tasa más alta de muertos por desastres de origen natural, después de Santa Marta, con 0,25 muertes por cada 100.000 habitantes, y la tercera tasa de heridos por desastres naturales después de Pereira y Santa Marta.