14 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Entretenimiento El capítulo que dio un giro inesperado a GOT

30 de abril de 2019
30 de abril de 2019
Foto Twitter @GameOfThrones

Atención spoilers, sobre la serie Game of Thrones, todo mundo comenta en sus redes sociales lo que ocurre en cada episodio y si usted, es de los que no se ha visto el último, mejor detenga su lectura para que lo vea con tranquilidad.

El tercer episodio de la última temporada se llamó ‘La larga noche’ y fue dedicado enteramente a la llamada Batalla de Invernalia, entre los vivos y los muertos.

Empezaremos por los personajes que murieron y que ya no estarán en los últimos 3 episodios. No sin antes recordar que la batalla fue enteramente nocturna y que para ello grabaron por 55 noches seguidas en el invierno de Irlanda del Norte -quizá eso hizo que también en Twitter algunos se quejaran de lo oscuro que fue el capítulo-. Su director fue Miguel sapochnik el mismo de la batalla de los bastardos y la masacre de Hardome.

¿Quiénes fallecieron?

La dinastía Mormont llegó a su final, tanto Jorah como Lyanna pelearon con el lema de su casa, la Isla del Oso, a cuestas: Aquí aguantamos.

D.B Weiss y David Benioff, showrunners de la serie, explicaron que a Lyanna le tenían que dar un final épico, así como la fuerza de su personaje, que originalmente fue pensado para una sola escena, esa en la que Jon y Sansa le piden ayuda para recuperar Invernalia. La actuación de Bella Ramsey hizo que Lyanna se convirtiera en pieza fundamental de la serie. Pero su muerte llegó, no sin antes ella, la más pequeña, matara al gigante espectro.

Jorah no podía morir de otra manera que no fuera defendiendo a su Khaleesi, hasta al dragón se le escuchó sollozar con esta pérdida. Daenerys se quedó sin su consejero más fiel y asertivo, el mismo que le incitó a bajar la tensión a su relación con Sansa en el episodio 2 de esta octava temporada.

También se despidió Edd, el actual comandante de la Guardia de la Noche y gran amigo de Jon, al igual que Beric Dondarrion, su propósito por el que resucitó tantas veces era proteger a Arya. Ella tendría un papel que ni siquiera la actriz que la representa, Maisie Williams, esperaba.

Melisandre, la bruja roja, cumplió su profecía de que moriría antes del amanecer, no sin antes encender el fuego en dos momentos claves del capítulo y recordarle Arya esa frase que le dijo en la temporada 3: “vi oscuridad en ti y en esa oscuridad, ojos mirándome, ojos café, azules, ojos verdes, ojos que cerrarás para siempre. Nos encontraremos otra vez”.

Pero esa no fue la única frase que trajeron de capítulos anteriores, otra fue la que Syrio Forel, primera espada de Braavos, le dijo a Arya cuando le estaba enseñando a luchar: “Qué le decimos al dios de la muerte: hoy no”.

Otro instante para recordar del episodio 1 de la primera temporada: cuando Jon le da a Arya su espada (Aguja) y le explica que tiene que clavarla por el extremo puntiagudo. Ella le repite la misma frase a Sansa cuando le da la punta de vidiragón.

Theon Greyjoy traicionó, sufrió, fue torturado por Ramsay Bolton, convertido en Hediondo, luego intentó reponerse siempre con el arrepentimiento y la cara abajo hacia los Stark por sus malos actos. Theon dijo adiós, un personaje que acompañó a los televidentes desde la primera temporada. Intentó proteger a Bran hasta el final. Alfie Allen, el actor que lo interpretó, se llevó los créditos en redes sociales por mos-trar tantas y complejas caras de un personaje que siempre demostró ser un buen hombre (cómo se lo dijo Brand) a pesar de otras capas que lo cubrían.

El resto sobrevivió, los que tuvieron su noche al calor de la hoguera con un buen vino en el capítulo dos lograron seguir con vida, quizás los escritores tendrán más sorpresas para ellos. Ya no hay caminantes blancos, ni ejército de los muertos, ni Rey de la Noche ya la pelea es entre los vivos.

El momento más épico del episodio fue cuando Arya propinó al enemigo común, ese de ojos azules que nunca habló, la puñalada mortal que deshizo el hechizo y acabó con la larga noche.

En este capítulo hubo momentos de ayuda, perdón y comprensión entre personajes: Arya con El perro, la complicidad Tyrion y Sansa, Jon y Daenerys, Briennne y Jamie, instantes que según los showrunner tenían que destacar en una masacre que al parecer no tenía escapatoria.

Según Sapochnik, la posproducción de esta batalla fue más larga que su grabación y en ella dos puntos técnicos a destacar: la precisión del sonido y la música de Ramin Djawadi qué acompañó la tensión y la gloria al hilo de sus composiciones.

Las opiniones están divididas y al extremo. Game of Thrones y sus personajes fueron tendencia global en Twitter, de la 1 a la 10, algo que solo consiguen los eventos deportivos. Hubo quienes amaron el episodio a otros no les gustó. A usted ¿qué le pareció?

Red Medios Digital