18 de julio de 2019
Aguas de Manizales. Banner julio de 2019.

El aspirante que se salvó de 2 atentados terroristas

18 de abril de 2019
18 de abril de 2019
“Me cansé de observar tantas cosas que yo mismo criticaba y me dije que tenía que pasar de lo uno a lo otro, a los hechos y  de allí empecé este hermoso ejercicio de la política”

-Visión Transformadora por Dosquebradas

-“No necesito que nadie me dé un peso”

-No estoy cañando

-Mi trabajo ha sido a conciencia: diputado García

-No conozco el Cartel de la Tierra

-Hay candidatos esperando que otros se caigan

-El Padre Óscar no es un tiro al aire

-Óscar Mauricio ha sido incoherente en apoyos políticos

-Loaiza, tiene una gran oportunidad

-Si hay más escándalos la gente no saldrá a votar

Por Álvaro Rodríguez Hernández

Vistió el verde oliva en Caquetá donde escapó a dos atentados. Era policía. La disciplina militar ha sido uno de sus pilares. Tiene una violenta historia cuando enfrentó en el pasado dos tomas guerrilleras. Cruentas. Se retiró después de escapar con vida de los mismos. Una película que no borra, que lo acompaña y que de cuando en vez cuenta. Duro episodio. En su corazón, la ráfaga de fusiles y armas pesadas.

Le gusta hacer. Por eso le ha rendido y se ha preparado este especialista en Planeación y Transporte de la Unilibre.

EL QUEHACER POLITICO

“Me cansé de observar tantas cosas que yo mismo criticaba y me dije que tenía que pasar de lo uno a lo otro, a los hechos y  de allí empecé este hermoso ejercicio de la política”, dispara su primera ráfaga – como en filas – para precisar por qué resultó metido en los laberintos de esta actividad.

Ha encontrado resultado extraordinarios.  Hoy, aspira a  ser alcalde de la convulsionada Dosquebradas, la que conoce desde el primero al último rincón. Con él, su rótulo de Dosquebradas, Visión Transformadora.

Sus votos los cuenta en un trabajo silencioso con la gente, a conciencia. “Doy respuesta y siempre atiendo por la mañana a las comunidades y por la tarde con ellas, visitándolas, agrega este diputado de Cambio Radical. Soy el único, se ufana del trabajo.

LOS VOTOS

Graduado como Administrador de Empresas, se ha preparado de forma idónea para seguir en el ascensor social. Especialista en Movilidad y Transporte.  Superó a su hermano Humberto un curtido concejal liberal a quien le siguió la huella y lo superó, en esto de hacerse contar. De sudar votos. Llegó en  una primera oportunidad a la Asamblea del Risaralda con cerca de 6 mil votos y sin una sóla cuota política. La segunda con un tope cercano a los 13 mil votos, segunda mayor votación. Hábil. Audaz, en esto de reventar votos. Es diplomático y calculador. No da un paso mal dado. Frío. Resbaladizo. A veces es demasiado frentero. Sobrador, lo ven otros. ¡El hombre tiene su tumbao!

Pero cree que los votos están ahí en la gente.

Va por Cambio Radical y no teme al momento actual de crisis de su partido. En Risaralda, pocos inscritos para la Asamblea y los concejos y sus directivos, están por otros lados.

Es un gran partido, por el contrario, con grandes seres humanos se anticipa.

Incluso, una de las personas que aspiró a la Cámara y casi sale, le hace competencia hoy por firmas para la alcaldía en esta atribulada ciudad sacudida por la corrupción.

No oculta que vienen adelantando alianzas para enfrentar el tope electoral de conquistar la alcaldía de Dosquebradas.

LOS CARTELES DE LA POLÍTICA

Es frecuente huir hablar de la política entrampada. Repleta de carteles de diversa índole, aquí.

“Me imagino que sì como en todas partes. Hay personas que se han enquistado en algunos cargos y que patrocina eso. Me imagino que sì”, responde.

“Me imagino porque eso es lo que se habla en los corrillos de la Plaza pero no  conozco a ninguno”.

EL COSTO DE LA CAMPAÑA

El billete, parece ser el nuevo altar de la política.

“Lo que he realizado lo he hecho a conciencia. Son hechos éticos, voy contra la corriente, nunca he salido en las encuestas pero siempre he ganado. Eso a muchos políticos tradicionales, mucha gente del común, no saben cómo lo hago pero es el trabajo constante”.

MIS ALIANZAS

No oculta que vienen adelantando alianzas para enfrentar el tope electoral de conquistar la alcaldía de Dosquebradas.

“He venido conversando con algunos grupos y en mayo los haré públicos”.

LA VOCACIÒN DEL MUNICIPIO

Conocida por su vocación industrial la que ha venido perdiendo, manifiesta de su tierruca que de acuerdo con el Plan de Desarrollo es comercial y sobre lo “cual tengo serias dudas”.

Sobre el soporte gremial de esta localidad, donde pocos mandan y se olvidan de la gente, sostiene: “ los gremios son importantes y por lo general son las mismas personas que le han soportado al desarrollo y así como hay gente buena no faltará uno que otro que vaya por otros intereses, precisa con diplomacia. “Siempre he sido respetuoso”, aclara.

EL POT

Hay deformaciones porque hay sectores cobijados con la ampliación del perímetro, sostiene al referirse al Plan de Ordenamiento Territorial y censura que hayan dejado por fuera “unas pequeñas sectores que cusan suspicacia y ello  siempre tendrá mucho para decir”.

-Hay un Cartel del llamado “volteo de tierras”?

Pregunto mirándolo a los ojos.

-Se habla pero la verdad no lo conozco. He escuchado especular a mucha gente pero no lo conozco. Hay grandes empresarios. La vivienda ha  crecido vertiginosamente y eso le permite al Municipio que debe tener cuidado de manera especial con el  agua y eso hacia el presente es muy importante. Sobre ello tengo una propuesta y aquí es donde más acueductos comunitarios existen y quizás no han sido bien atendidos”.

LOS RIVALES DE PATIO

No suelta mayores ideas sobre los rivales de patio para la Alcaldía. El mismo tono diplomático, para con ellos. Los mismos lugares comunes en los que “todos son muy buenos y respetables”. Pero no precisa.

De Diego  Ramos, quien vuelve a aspirar sostiene que tiene un trabajo importante y goza de reconocimiento, a todos los respeta y admira. Del Padre Óscar, señala que es un “gran ser humano y no es un tiro al aire su campaña”.

Cuenta que también, no menciona, hay otros que hablan mal de estos y esperan que se caigan para poder avanzar en la contienda y eso no lo espera él y ojalá que todos terminaran la contienda.

De Óscar Mauricio, no puntualiza si el “elefante se le quedó dormido en la Personería” en la lucha contra la corrupción cuando ejercicio como Personero. Silencio. “Ha tratado de hacer las cosas bien pero le he refutado que no quiere hacer pactos con grupos políticos y veo que le están ayudando algunos grupos políticos y veo que es incoherente en ese aspecto”.

De Alejandro Loaiza, CD, lo llama de “gran profesional. Tiene una buena oportunidad y Luis Fernando Arango tiene opción”.

CAÑANDO

Desmiente que esté “cañando” en su aspiración. Que vuelve y queda para diputado, que sólo se promociona para hacer mandados…

“Esta  es la mejor pregunta. La gente en su gran mayoría piensa que para ganar aquí se gana a punta de dinero, comprando conciencias y mi ventaja ha sido esta: no he sido un rival peligroso por el factor económico pero siempre gano. No estoy cañando, no necesito que nadie me negocie o me dé un peso, solamente con la  voluntad del pueblo y de Dios”.

FALLOS JUDICIALES

Agobiada, maltratada la política mayor por hechos de corrupción cuyo epicentro en Risaralda ha sido esta localidad, “esto con lo que hay está congestionado”.

No me imagino, asegura, que si vienen uno o dos casos, la gente ni saldrá a votar.

POR FIRMAS

“Casi todos han pertenecido a grupos políticos o han estado detrás de grupos y jefes políticos y hoy de manera extrañan salen a aspirar por firmas y no se a qué le tendrán miedo”.

EN MALA HORA

Sobre el partido conservador, señala que ha sido un gran partido y mantiene curules y hay errores y no se puede generalizar como lo han hecho otros candidatos que le endilgan de acabar con todo y son los seres humanos quienes deben responder porque son a ellos que le dan avales.

HASTA DONDE LLEGA

Contundente, lo dispara en la ráfaga verbal como si sobre su cuerpo estuvieran los atentados que lo sacaron de la policía:

“Voy a llegar hasta ser alcalde”. Gracias.