18 de julio de 2019
Aguas de Manizales. Banner julio de 2019.

Cada 2 días descubren una nueva sustancia psicoactiva en Colombia

20 de abril de 2019
20 de abril de 2019
Cultivo de amapola. Imagen Oficina de Nacionales Unidas contra la Droga y el Delito.

Por Guillermo Romero Salamanca

Las cifras son reveladoras de un problema que aumenta a diario.  En Colombia los jóvenes que consumen inician a la edad promedio de 15 años. En el país cerca del 70% de los jóvenes detenidos en Centros de Reclusión para menores son consumidores de droga. Hoy hay más de 250 millones de personas en el mundo son adictas a las drogas. Existen más de 700 sustancias en el mercado mundial. En EEUU hay 79 mil muertes al año por sobredosis y viven más de 20 millones de consumidores.

Si usted es de los que escasamente sabe de la marihuana, cocaína, perico, éxtasis, LSD, basuco, Popper, dipt, es decir, no pasa de 10, debe saber que el listado de sustancias, ya casi llega a 400.

En el Foro Retos y Desafíos para la prevención y respuesta interinstitucional y comunitaria ante el consumo de drogas, organizado por la Universidad de La Salle, Freddy Becerra, experto en el tema del Ministerio de Salud, dijo que en lo que va corrido del año han sido detectadas 39 nuevas sustancias psicoactivas en el país y en total circulan 389 sustancias psicoactivas. La cifra equivale a que cada 2 días las autoridades detectan una nueva sustancia de este tipo en las calles de Colombia.

Decenas de jíbaros rodean a los planteles educativos –desde la primaria hasta la universidad–, discotecas, parques y hasta tienen la osadía de llevar las dosis a domicilio las dosis se mueve un negocio ilegal de millones de pesos. La ambición no tiene límites y observan, por ejemplo, que un kilo de coca en el Guaviare cuesta 4 millones de pesos y cuando llega a Pekín ha subido a 500 millones de pesos, sin importarles que allá este delito es castigado con pena de muerte.

UNA HISTORIA MILENARIA

Fue el emperador chino Shen-Nung, quien vivió en los 1.800 antes de Cristo, que, al ver enfermo a su sacerdote, de inmediato se dedicó a la investigación del uso de cada una de las plantas que encontraba alrededor. ¿Esta para qué sirve?, ¿y esta otra? Después de probar distintas infusiones iba organizando un recetario.

Shen-Nung o Shennong retomó las enseñanzas del emperador Fu Hsi, quien había vivido dos mil años antes que él y quien organizó a los chinos que en ese momento vivían como animales y se juntaban unos con otros y no se comportaban ni orientaban en un estricto proceder, entonces instituyó a la familia. Lo masculino, por así decirlo, sería todo aquello positivo y simbolizaba la fuerza. En cambio, lo femenino marcaba lo negativo, lo débil y lo pasivo. Cuando estas 2 fuerzas estaban balanceadas, el cuerpo tenía salud. Pero cuando una dominaba a la otra, se enfermaba. Esta clasificación resultó ser el punto de partida para la invención de los preceptos del Ying y del Yang.

Una de esas plantas era ma, que señalaba en realidad al cannabis y que tenía dos familias: una industrial con la cual sacaban el cáñamo –y se sigue haciendo—y otra como remedio para diversos males y alivios para las mujeres en la menstruación, por ejemplo.

Los primeros fumadores de marihuana lo hicieron en busca de una solución a alguna enfermedad, pero luego se convirtió en adicción. Comenzaron a consumir tanto el Yin como el Yan en Italia, cuando Marco Polo la llevó a Europa y luego los conquistadores la fueron impulsando por el mundo. Los navegantes españoles viajaban bajo la inspiración de estrellas y cielos aterciopelados.

DÍA DE LA MARIHUANA

En 1971, en el colegio San Rafael de California, en los Estados Unidos, comenzaron a reunirse a las 4 y 20 en el parque Luis Pasteur para fumar marihuana. Salían de sus clases a las 3 y 20, pero la cita era una hora después. Cada vez crecía el número de adictos y desde entonces, convirtieron en el Día de la Marihuana, el día 20 del cuarto mes.

Miles de muertos, detenidos, heridos, huérfanos han ocasionado la guerra contra su consumo. En Colombia, en la década de los setenta, convirtieron a regiones enteras como la Sierra Nevada de Santa Marta, Los llanos Orientales y montañas del país en una gigantesca siembra de marihuana para “exportarla” a los Estados Unidos. Se recuerda que, en La Guajira, desde cuando se construyó una vía entre Riohacha y Maicao, se aprovechó para que desde allí despegaran hasta cuatro aviones DC3 al mismo tiempo, cargados de yerba.

LOS DAÑOS PARA LA SALUD

Según un informe elaborado por Retail Marijuana Public Health Advisory Committee, de Colorado en los Estados Unidos, los daños ocasionados por el consumo de marihuana pueden causar:

Efectos cardiovasculares:

El consumo de marihuana puede estar relacionado con un mayor riesgo de ataques cardíacos en adultos.

Efectos respiratorios:

El humo de la marihuana irrita los pulmones.

Los fumadores habituales de marihuana (que consumen a diario o casi a diario) tienen muchos de los problemas de salud que padecen los fumadores de tabaco, como tos diaria, bronquitis, mucosidad y sibilancia.

El humo de la marihuana que inhalan los fumadores activos y pasivos contiene los mismos productos químicos cancerígenos que el humo del tabaco.

Cáncer de pulmón:

Existen investigaciones contradictorias sobre los efectos de fumar marihuana y el cáncer de pulmón.

Algunos de los productos químicos cancerígenos del humo del tabaco también están presentes en el humo de la marihuana.

Fumar marihuana habitualmente está estrechamente relacionado con el daño a los tejidos de las vías respiratorias en los pulmones. Dicho daño puede sanar si se deja de fumar marihuana. Es preciso investigar más para poder determinar si el daño a los tejidos aumenta la posibilidad de desarrollar cáncer de pulmón.

Efectos en la salud mental y en el cerebro:

El consumo habitual de marihuana puede provocar daños en la memoria, que pueden durar una semana o más tras la última vez que se haya consumido.

El uso periódico de marihuana en adultos (al menos semanalmente) está relacionado con la depresión, y probablemente también con otros problemas de salud mental, como ansiedad y psicosis.

La marihuana, especialmente en dosis altas, puede causar psicosis temporal (es decir, no saber lo que es real, alucinaciones y paranoia) mientras se esté bajo los efectos de la droga.

LA FALACIA DE LA LIBERTAD PERSONAL

El rector de La Salle, hermano Alberto Prada Sanmiguel hizo un llamado directo a los jóvenes al afirmar que “dentro del marco del libre desarrollo de la personalidad, en la sombra, astutamente, merodea y se enriquece el jíbaro, ese personaje tipo medusa no le importa la vida de la gente, sino su negocio. Contra él, ninguna consideración, pues él no es víctima de las drogas, sino victimario con el arma de los psicoactivos”.