20 de julio de 2019
Aguas de Manizales. Banner julio de 2019.

25 derrumbes desde el lunes en Caldas, pero las vías están habilitadas

18 de abril de 2019
18 de abril de 2019
Imagen Gobernación de Caldas

25 derrumbes de distintas dimensiones se han presentado en algunas vías de Caldas desde el lunes Santo hasta hoy. Estas emergencias las atendió de manera oportuna la Gobernación, mediante los combos de maquinaria amarilla, con el fin de mantener la movilidad en el departamento.

A comienzos de la Semana Santa resultaron afectadas las carreteras de Manzanares y Pensilvania  que conducen a Manizales por el  sector de Petaqueros.

Hoy amanecieron deslizamientos de tierra en veredas y el casco urbano de Manizales, así como en la vía de la capital caldense hacia el norte de Caldas, entre Neira y Aranzazu, en el punto conocido como la curva de La Marrana, y entre Aranzazu y Salamina en el sector de Alegrías. En Villamaría resultó  tapada la carretera hacia la vereda Llanitos, entre otras.

Los operarios de los combos de maquinaria amarilla y los ingenieros continuarán toda la Semana Santa atentos para superar cualquier dificultad que se presente por el clima, indicó el secretario de Infraestructura de Caldas, Luis Alberto Giraldo Fernández.

Aseguró que la Secretaría cuenta con 9 equipos de carga en diferentes zonas del departamento los cuales estarán a dos horas promedio de cualquier deslizamiento de tierra que ocurra en las vías intermunicipales y veredales.

El secretario entregó las siguientes recomendaciones para transitar por las vías de Caldas en época de lluvias:

  • En lo posible no conducir de noche.
  • Conducir a baja velocidad.
  • Mantener amplia distancia de frenado ante otros vehículos.
  • No hacer maniobras bruscas con freno o dirección.
  • En las madrugadas tener presente que pueden aparecer derrumbes o pérdidas de la    banca   presentados durante la noche.
  • Detenerse solo en zonas amplias, seguras y estables de la vía
  • No intentar atravesar los derrumbes y lodos que ocupen toda la calzada, pues se puede  quedar atrapado en el material o recibir nuevas descargas del talud.
  • Regularmente verificar los frenos, pisándolos levemente (especialmente después de     pasar lodos o charcos).
  • Mantener limpios los vidrios y líquido en limpia parabrisas.
  • En las noches con niebla o lluvia fuerte encender luces estacionarias.
  • Bajar las luces altas cuando viene vehículo en dirección contraria.