19 de abril de 2019
Aguas de Manizales - Abril 2019

La cocina de Nacho…Un viaje gastronómico internacional sin salir de Manizales.

20 de marzo de 2019
Por John Fredy Franco
Por John Fredy Franco
20 de marzo de 2019

La cita se pactó para las 7pm de aquel miércoles. Con quien compartiría no podía ser mejor compañía…estaba con MC.

Ingresamos a un lugar que para muchos en Manizales pasa inmensamente desapercibido entre otras por que en ese recorrido entre el barrio La Leonora y la avenida Kevin Ángel las fachadas tienen poco o nada de atractivo.

Sin embargo su tradición en la ciudad como punto de distribución de comida mar lo ha colocado entre los favoritos y de buena calidad a la hora de elegirlo.

La primera imagen al ingresar estaba llena de cientos de elementos culinarios todos llamativos, coloridos y que invitaban a la familiaridad. La segunda impresión, 14 comensales dispuestos a dejarse llevar por una experiencia gastronómica que cada 8 días muy en punto de las 7pm, recorre entre mares la magia de lo que ese día conocí como “la cocina de nacho”.

El mesón es imponente. A pocos minutos de tomar asiento recibimos el cálido saludo de Andrés. Hasta ese momento no tenía mayor referencia de lo que realmente se vive en este sitio de la ciudad donde la combinación de espacio, historia, gastronomía y sensaciones al paladar se fusionan para entregar una noche muy única en su género.

Francia era el país elegido en esa oportunidad para explorar sus delicias culinarias.

El platillo un Boeuf Bourgignon, una comida tradicional de la cocina francesa. Su nombre se deriva dado sus dos ingredientes claves: el buey y el vino, dos productos emblemáticos de Borgoña.

Nuestro anfitrión comenzó a renglón seguido a revelar paso a paso los “secretos criollos” que había seleccionado para preparar tan atractivo platillo. Vino tinto de fina factura el componente inicial. El buey obviamente fue reemplazado por carne de res. De ahí en adelante la combinación de especias, vegetales y demás ingredientes comenzaron a hacer la “magia” que se complementó con más de 4 horas de cocción a alto fuego.

Una exquisita sopa de cebolla (aún disfruto de su dulzura al hacer contacto con el paladar) sirvió de apertura de la mesa. Luego el plato principal acompañado con un cremoso y suave puré de papas y de postre otra de las maravillas que la cocina francesa nos exportó: un crepe.

Nada de especial tendría este encuentro si no hubiera sido por dos elementos que cautivan a quienes cada 8 días acuden a una cita para conocer cómo se hace y de donde provienen los “antojos culinarios” de cualquier latitud: los chef oferentes con meticulosa habilidad oral y disciplinado estudio previo de la historia llevan a sus comensales por una ruta de anécdotas, hechos históricos, sabores y consecución de ingredientes que hasta el menos motivado por los asuntos gastronómicos termina conectado a este viaje que nutre los sentidos.

De fondo música Francesa. A un lado 14 ilustres desconocidos que nos unimos gracias a la satisfacción de nuestras paladares. MC sonriente y yo maravillado de haber encontrado en Manizales un sitio que nada tiene que envidiarle a las grandes cocinas de nuestro país.

No sé si los cocineros Nacho y su hijo tengan el título de “Master Cheff”.

Lo que si me quedó claro es que a “la cocina de Nacho” los miércoles a las 7pm se debe ir una y otra y otra vez.

Paellas, tapas españolas y cochinillo otros de los buenos recomendados de esta casa que “entremares” nos saca de la cotidianidad a una experiencia sensorial increíble.

PD:  Entremares La cocina de Nacho se ubica en la  Cra. 20 #55, Manizales, Caldas. Funciona con reserva previa.