20 de abril de 2019
Aguas de Manizales - Abril 2019

En Caldas sí hay liderazgos políticos jóvenes

Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política.
19 de marzo de 2019
Por Julián Andrés García Cortés
Por Julián Andrés García Cortés
Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política.
19 de marzo de 2019

Que las noticias de las últimas semanas en la prensa local sean sobre los gamonales políticos que nos mal gobernaron por más de 30 años y, que todavía son resaltados en notas periodísticas como los líderes políticos del momento, deja mucho que desear de nuestros procesos electorales y del relevo generacional en la política de este territorio.

Pero están muy equivocados de cabo a rabo, quienes dicen que en Caldas y en Manizales no hay liderazgos jóvenes y tampoco renovación de la política.

Hay que revisar los resultados a la Cámara de Representantes de la Coalición Colombia y allí notarán un puñado de jóvenes entusiastas, atrevidos, académicos y activistas sociales, jóvenes valientes capaces de afrontar el reto de representar a los ciudadanos de los 27 municipios de Caldas que tanto necesitan una nueva posibilidad de cambio.

Lo que pasa, es que hoy los nuevos liderazgos son diferentes, llegan por caminos distintos desatados de la política tradicional y sin ser títeres de gamonales, sin tener que ser los firmones de algún politiquero corrupto, que exprimen y se roban muchas de estas juventudes valiosas que hoy serían de vital importancia para este departamento, y con esto no estoy juzgando a los jóvenes que lo hacen, tampoco los voy a justificar, pero en un departamento donde 8 de cada 10 jóvenes no tienen empleo, o trabajan de manera esporádica o informal, en muchos casos su único camino es venderle su fuerza de trabajo a cualquier político tradicional, sin importar si él tiene postulados contrarios a sus principios de vida.

Lo que está en crisis es el liderazgo tradicional; seguro que a ellos nunca se les acabarán los delfines para poner en vallas, pendones y afiches cada dos años que hay elecciones, pero hoy, cada vez la gente les cree menos, por ello sus campañas terminan siendo más costosas, poco recursivas y creativas, pero además quienes siguen en primera plana de los periódicos y son las noticias en el interior y exterior de los partidos políticos son los mismos de siempre, los mismos de hace 30 años.

Hoy los ciudadanos son los protagonistas en las elecciones, no los candidatos, puesto que con su voto tendrán el poder de elegir quien los representará, así que, o seguimos eligiendo los mismos o tomamos la decisión de renovar la política con jóvenes que quieren mostrarle al departamento una alternativa de cambio, de ideas y de construcción colectiva.

Sin lugar a dudas, el espacio en la arena política lo hemos ganado con decencia, coherencia y defendiendo nuestros principios. Ahora lo que nos corresponde es poder convalidar todo el proceso que hemos desarrollado por mucho tiempo, en las elecciones de octubre próximo y ser capaces de representar las inconformidades y la nueva política que una gran porción de electores quiere, y así demostrarles que la política se puede hacer diferente.

Estoy convencido que como sociedad estamos cansados de los mismos apellidos de siempre. Nosotros ya hemos vivido malos gobiernos, corrupción, robos y crisis administrativa. Muchos de los que queremos llegar a las diferentes corporaciones y a cargos de elección popular, tenemos el conocimiento, la experiencia desde lo teórico y desde lo electoral y sobre todo las ganas de transformar las maneras que se han venido haciendo las cosas desde lo público.

@julianelpolit

[email protected]