16 de junio de 2019
Aguas de Manizales. Banner junio de 2019

«Estoy enterito y feliz», dice Jairo Alonso

11 de enero de 2019
11 de enero de 2019

Por Édgard Hozzman

En Facebook apareció un comentario según el cual el presentador del Reinado del Cartagena, cantante, animador y lector de noticias del noticiero de Jorge Barón Televisión estaba enfermo por una bacteria que le tenía recluido en una clínica. Incluso, su hermano Miguel Vargas pedía oraciones por él.

Pronto llegaron decenas de mensajes preocupados por tal situación y, desde luego, le enviaban notas de “ánimo Jairo”, “pronta recuperación”. Lo cierto es que muy pocos observaron la fecha: enero del 2015.

Han pasado 4 años de ese impase. Le llamamos, le pusimos al tanto de lo que sucedía y esta fue la conversación:

–Hola Jairito, ¿cómo se encuentra?

–Bien. Que no panda el cúnico, estoy enterito y feliz.

–¿A qué está dedicado?

–A desarmar el pesebre. Bien sabes que cada año, desde junio, comienzo con esta afición y voy pintando las figuras y lo monté en octubre, pero ahora hay que empacar las casitas, las luces, los soldados y las demás imágenes. La Navidad es un tiempo muy importante para mi vida.

–¿Había dicho que no volvería con esa afición?

–Sí. Es verdad. Lo que ocurre es que sufrí una depresión muy fuerte luego de la muerte de mi esposa Elisa. Con ella viví desde mi niñez, fuimos novios adolescentes y nos casamos muy jóvenes. Fue una vida con ella, pero un día mis amigos me aconsejaron tomar nuevos bríos y seguir con la vida. Llevo una vida más serena y encontré un apoyo grande en Gladys, quien me inspira nuevamente y me acompañó con el tema del pesebre.

–¿Sufre ahora por algo?

–Por mi Millonarios. El año pasado fue muy dura la situación. Casi me produce un infarto el equipo. Esperemos que este año con Pinto, las cosas cambien.

Jairo Alonso y Édgard Hozzman. Foto archivo personal.

–¿Qué oye ahora?

–Mi música, las noticias en la W, pero vibro escuchando las narraciones de Rubén Darío Arcila, el poeta de las transmisiones de ciclismo. En este año estamos seguros de que, de las tres grandes carreras, por lo menos nos ganamos dos: el Giro con Egan Bernal y el Tour con Nairo Quintana.

–¿Ha vuelto a La Mesa?

–Cada fin de semana voy a respirar aire puro, a escuchar los trinos de decenas de aves, a cuidar las plantas que he sembrado, a nadar un poco y a escuchar mi colección de música.

–¿Tiene contacto con el famoso kínder que se reunía en un centro comercial?

–Me alejé un poco después de la muerte de Humberto Salcedo. Me afectó bastante. De vez en cuando paso por ahí, pero no pierdo contacto con las personas de mi generación radial. Hablo con el periodista David Cañón, el narrador hípico Manuel Escobar y con Jorge Barón.

–¿Recuerda a Eucario Bermúdez?

–Claro. Cuando llegué a Caracol, él era el director, excelente profesional y persona. Muy carismático, grabamos muchas promociones y compartimos micrófono en algunos eventos. Eran años en los que el director de Mil XX era Armando Osorio, otro gran maestro.

–¿Está nostálgico?

–Claro hermano. Han partido personas con quienes compartí grandes e inolvidables momentos. Me dolió mucho la muerte de Rodrigo Silva. ¿Recuerdas nuestras reuniones con Silva & Villalba en mi casa? ¡Qué épocas y tertulias de antología!  Eran tiempos de buena música y buen aguardientico.

–¿Tiene Facebook?

–No señor, pero según me cuentas, muchas personas me enviaron mensajes de solidaridad y eso quiere decir que no me han olvidado. Mil gracias por el detalle de llamarme y de tenerme presente.

Jairo Alonso, al igual que Gonzalo Ayala han aceptado con dignidad sus retiros de los medios, entendiendo que la vida debe continuar, dando imaginación a sus existencias disfrutando sus emociones, analizando que la vida se nos escapa día a día y con ella muchas fantasías.

[email protected]