12 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¡2019 año de lucha contra la corrupción!

Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
10 de enero de 2019
Por Uriel Ortíz Soto
Por Uriel Ortíz Soto
Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
10 de enero de 2019

Comunidad y Desarrollo

Si hacemos un balance de todos los hechos de corrupción que vienen ocurriendo desde tiempo atrás, nos llevamos grandes sorpresas, puesto que muchos de los casos que estremecieron al País como: Reficar, las electrificadoras, odebrech, la salud, entre muchos otros, sus procesos son tan lentos que premeditadamente da tiempo para que prescriban los términos y los delincuentes defraudadores de grandes fortunas, salgan a la calle a disfrutarlas a sus anchas.

El caso de la salud de los colombianos, es tan aberrante, que en muchos pueblos y ciudades los pacientes ante tantas deficiencias e injusticias, están haciéndose sentir por sus propios medios. A medida que avanza el tiempo y no se ve solución alguna para la salud de los colombianos, los ánimos se van en enardeciendo y muy pronto puede ocurrir una reyerta de incalculables consecuencias a nivel nacional.

El propósito del gobierno y de todos los colombianos es que iniciemos una lucha sin cuartel contra la corrupción, es bastante preocupante que funcionarios y exfuncionarios del alto gobierno y de los mandos medios, tanto de empresas públicas como privadas, estén amasando grandes fortunas, producto de actos de corrupción en el ejercicio de sus cargos.

El caso de las regalías y de los contratos PAE, – programas de alimentación escolar, son dos rubros que no se salvan de los: C.V.Y – cómo voy yo-, puesto que les son adjudicados a contratistas deshonestos, que no tienen ningún sentido común para prestar un servicio social, siempre buscan el provecho propio y de quienes les adjudicaron los contratos amañadamente.

Considero que el flagelo de la corrupción, hay que combatirlo merced a una reforma de los tres poderes públicos, que a decir verdad son los directos responsables, puesto que de ellos y solamente de ellos, depende que la administración pública centrada en el: ejecutivo, legislativo y judicial-, den ejemplo de pulcritud y de grandeza.

Si analizamos su comportamiento y manejo, ninguno se salva, puesto que parece, actuaran en contubernio, para impedir que los ciudadanos, que deberían ser su objetivo primordial, sean los directos beneficiados de sus buenas acciones.

Es lamentable, por ejemplo, ver cómo vastos sectores del poder judicial, entraron en huelga desde hace más de dos meses y empataron con la vacancia judicial que termina el 11 de enero del 2019, la pregunta es: cuantos ciudadanos y abogados en ejercicio resultaron perjudicados para la época navideña, puesto que de la decisión de un juez de la república dependía la navidad de sus hijos.

Si nos vamos al poder legislativo, nos encontramos conque la máxima corporación _ el congreso,- mutiló la reforma política, anhelo de todos los colombianos desde hace varios años; no se justifica que continúen tramando al pueblo de esa manera y cercenando sus derechos, simple y llanamente para continuar dando rienda suelta a sus manejos turbios, que no se compadecen con los planes y programas de desarrollo, por los cuales se hicieron elegir en tiempos de campaña para llegar a ser ungidos: senadores y representantes.

El País no puede continuar tolerando un congreso en tales condiciones, por eso a través de nuestras columnas y consultada buena parte de la opinión ciudadana, dados los resultados tan deficientes de la legislatura del 2018, se requiere de una asamblea nacional constituyente con el fin de reformar los tres poderes públicos.

Si nos vamos al poder ejecutivo, a nivel nacional, regional y municipal, nos demos cuenta que los organismos de control en ese mismo orden, no están cumpliendo con lo que son sus funciones de supervigilar el gasto público y los contratos que se celebran con diferentes entidades del Estado.

 

[email protected]