14 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Buque escuela Gloria de Colombia atraca en San Juan para festejar sus 50 años

3 de diciembre de 2018
3 de diciembre de 2018

San Juan.  (EFE).- El buque escuela Gloria, de la Armada Nacional de Colombia, atracó hoy en el Muelle 1 del puerto de San Juan como parte de una gira de visitas a Latinoamérica, Estados Unidos y el Caribe para celebrar los 50 años del navío.


En una visita de Efe al barco, su comandante, Camilo Giraldo Londoño, sostuvo que los propósitos de estas embarcaciones son «estrechar lazos de amistad, de ampliar las buenas relaciones con nuestro entorno y transmitir nuestra cultura».

El Gloria es un velero tipo bergantín barca que Colombia adquirió a España hace 49 años para que fuera su buque escuela y, al mismo tiempo, su embajador en los mares y puertos de todo el mundo que cada año visita como parte de los cruceros de entrenamiento en los que cadetes y grumetes se forman en navegación a vela.

En la jornada de la mañana los grumetes ven materias teóricas relacionadas con la navegación y en las tardes ponen en práctica todo lo aprendido en las clases.

En ese sentido, Giraldo Londoño resaltó que en los buques escuelas «se fortalece el trabajo en equipo y el temple del ser humano por estar separado de la familia», así como «cumplir con unas tareas, porque aquí cada uno tiene que hacer algo y la suma es lo que hace que se presente bien».

El Gloria zarpó el 20 de febrero desde Cartagena de Indias, en Colombia, y ha continuado su travesía por San Andrés (Colombia) y Puerto Cortés (Honduras), las ciudades de Puerto Limón (Costa Rica), Barranquilla y Santa Marta (Colombia), Fort-de-France (Martinica) y Puerto España (Trinidad y Tobago).

El barco crucero, que cuenta con 153 tripulantes -de los que hay 4 mujeres- ha visitado a San Juan en 13 ocasiones, siendo la última en marzo de 2009.

«Llevo 30 años en la Armada y me apasiona. Es maravilloso y agradecido por la oportunidad de estar en un buque como este», resaltó Giraldo Londoño.

El buque mide 64,6 metros de eslora y 10,6 de manga, su mástil alcanza una altura de 40 metros y la superficie de sus velas ocupa un área de 1.693 metros cuadrados que le permiten alcanzar una velocidad máxima de 12,5 nudos, y tiene una autonomía de 60 días.

El Gloria, que cuenta con seis niveles y está pintado de blanco, fue además encargado a los astilleros Celaya S.A. en Bilbao (España) en 1968.

«Los buques de marinas son grises, pero este es blanco, porque lleva un mensaje de paz, prosperidad, hermandad y estrechar lazos con los países que visita», afirmó Giraldo Londoño, al mando del barco durante once meses.

Tras su estadía en el puerto de San Juan hasta el próximo miércoles, el barco crucero partirá hacia Kingston, Jamaica.

Este año, al momento, el Gloria ha recibido la visita de 240.000 personas.

Al culminar el 2018 se tiene previsto haber navegado más de 25.000 millas náuticas, y haber contribuido al proceso de formación de 131 guardiamarinas y cadetes, y de 142 grumetes.

El Gloria ha realizado 47 cruceros de entrenamiento, en tres ocasiones ha circunnavegado el globo terráqueo y ha tocado puertos en 77 países. EFE