9 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Proyecto de ley avanza en ese sentido Samy Merheg resalta avances en el proceso hacia una Colombia libre de fracking

10 de noviembre de 2018
10 de noviembre de 2018
(Photo by David McNew/Getty Images) 
  • “Aplaudimos la posición de la Anla y estamos optimistas con el resultado de la decisión que tomará el Consejo de Estado en los próximos días, sobre la posible suspensión de toda licencia de fracking”. 

Bogotá. Continuando con su propuesta de prohibir el fracturamiento hidráulico en Colombia, fracking, para la exploración y explotación de hidrocarburos, el Senador Samy Merheg se mostró satisfecho por la reciente decisión de la Anla.

“Estamos congraciados porque la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, negó recientemente dos solicitudes de licencia ambiental a proyectos pilotos de fracturamiento hidráulico en el valle del Magdalena Medio. Lo que es muestra de nuestro avance en esta lucha”, agregó Merheg quien el pasado 27 de julio de este año presentó ante el Congreso un proyecto de ley en ese sentido, que actualmente se debate en la Comisión Quinta del Senado de la República.

El congresista además explicó  que en los próximos días, el Consejo de Estado hará un pronunciamiento oficial sobre la demanda contra el uso del fracking en Colombia, redactada y sostenida por el Grupo de Litigio de Interés Público, de la Universidad del Norte.

“Estamos muy optimistas y esperamos que el Consejo de Estado tome una sabia decisión, prohibiendo temporalmente y hasta que hayan estudios técnicos serios que muestren cuáles son los verdaderos impactos ambientales que produce la extracción de hidrocarburos mediante la fractura de la roca a grandes profundidades y a enormes presiones de agua y químicos inyectados”, puntualizó el congresista risaraldense.

Finalmente expresó que “es irresponsable priorizar la exploración petrolera por encima de la protección de la biodiversidad y el medio ambiente, especialmente con una tecnología que no tiene ningún estudio que evalúe las consecuencias que deja en la geografía colombiana”.