8 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Juez admite a Inassa y Triple A como víctimas en proceso por fraude

24 de noviembre de 2018
24 de noviembre de 2018
Ramón Navarro. Imagen Procuraduría General de la Nación.

Barranquilla. (EFE).- Inassa, filial latinoamericana de la empresa pública española Canal de Isabel II, y Triple A, que presta los servicios públicos en Barranquilla, fueron admitidas hoy como víctimas en un proceso que por defraudación se le sigue a directivos de ambas compañías, dijeron fuentes judiciales.

Durante la audiencia de lectura de sentencia contra Ramón Navarro Pereira, exgerente de Triple A, el juez único especializado con funciones de conocimiento, Jorge Torregrosa, aceptó los argumentos de los abogados de Inassa y de Triple A de que ambas sean consideradas víctimas del desfalco.

Triple A, que maneja los servicios públicos de Barranquilla, la principal ciudad del caribe colombiano, está participada por Inassa.

Según el abogado de Triple A, Donaldo Villar, de las arcas de la empresa fueron sacados 27.000 millones de pesos (unos 8,4 millones de dólares) para beneficiar a terceros y este caso de corrupción afectó el buen nombre y reputación de la compañía.

Por su parte el abogado de Inassa, Marco Lacouture, también solicitó al juez Torregrosa considerar víctima a esa sociedad por el daño sufrido por el escándalo y alegó que Ramón Navarro, abusando de su cargo, sustrajo de Triple A unos dineros que nunca llegaron a la empresa.

En la audiencia, la Procuraduría colombiana y la Alcaldía de Barranquilla se opusieron a las peticiones argumentando que Inassa no podría ser reconocida como víctima porque no hubo control por parte suya para evitar que ese dinero fuera sustraído.

Al respecto, la defensa de Ramón Navarro admitió que su cliente fue responsable del desfalco pero indicó que en España tenían conocimiento de lo que estaba pasando a través de Inassa.

Luego de aceptar las solicitudes de Inassa y Triple A y de escuchar la oposición de la Procuraduría y el Distrito de Barranquilla, el juez programó para el próximo 30 de noviembre la continuación de la audiencia para que las dos últimas entidades sustenten los recursos de apelación.

El pasado 4 de octubre la Fiscalía colombiana inició el embargo de acciones por 202.000 millones de pesos (unos 67 millones de dólares) de Inassa en Triple A por supuestos pagos fraudulentos a través de un «contrato de asistencia técnica» que habrían causado un detrimento patrimonial cercano a los 236.853 millones de pesos (unos 78 millones de dólares). EFE