24 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ley de financiamiento Dignidad Agropecuaria denuncia eliminación de exenciones al sector agropecuario

26 de noviembre de 2018
26 de noviembre de 2018
Crédito: Ministerio de Agricultura

Dignidad Agropecuaria denunció hoy que el gobierno nacional quiere -por medio de la Ley de Financiamiento o Reforma Tributaria- eliminar las exenciones tributarias que por Impuesto al Valor Agregado -o a las Ventas- IVA, se tienen para el sector agropecuario del país.

Las exenciones contempladas en el Estatuto Tributario -artículos 424, 476,486 y 491- se quieren eliminar en el artículo 2º numerales 11, 12 y 13, de la Ley de Financiamiento, dejando así una elevada carga impositiva a la labor productiva agropecuaria, dijo en una carta abierta la Junta Directiva Nacional Ampliada.

Advirtió que igual sucede en café, cacao, aceites, carne de res, cerdo y pollo, cereales, leguminosas y en la gran mayoría de bienes que aún sembramos o producimos en Colombia.

Se apartó de la propuesta del gobierno nacional de crear la canasta básica esencial y los productos -20 o 25- que queden en ella, no tendrán IVA y planteó que los alimentos deben estar exentos de IVA.

«El gobierno, al dejar algunos sin IVA, crea una situación de mayor desigualdad para el productor nacional frente al extranjero que goza de inmensos subsidios en su país», agregó.

La carta, dirigida a los representantes ponentes del proyecto de reforma tributaria, solicitó que se niegue gravar al agro.

La agremiación acordó igualmente, en Junta Directiva Nacional Ampliada, expresar a través de esta Carta Abierta, la grave situación que atraviesan los productores agropecuarios del país, por las importaciones de alimentos -12.8 millones de toneladas en 2017- y por la caída en los precios de compra de los principales productos.

Atribuyó también el deterioro de la economía agropecuaria, «en unos casos por los bajos precios que imponen los monopolios que controlan el beneficio y la comercialización -como en el arroz, otros cereales y algunas oleaginosas- o por los precios sujetos a especulación internacional -en las bolsas de valores- como en café, cacao y otros o, por los precios que imponen las multinacionales como en banano, azúcar o palma aceitera o, ser sometidos a intermediarios que compran a menos precio en el mercado nacional o, ser devastados en el ingreso -por plagas y cambio climático- que elevan costos o no son capaces de controlar».

Dignidad Agropecuaria expresó que «a lo anterior se agrega el elevado costo del crédito, abonos, fertilizantes, plaguicidas, insecticidas y demás insumos agropecuarios, maquinaria agrícola, labores de arado y fumigación, costo del agua para riego, transportes, combustibles, semillas, cercas, sales, droga veterinaria y muchos elementos más, indispensables para la tarea productiva, que, ante los elevados costos de producción y los bajos precios de venta del producto, terminan haciendo de esta una cada vez más difícil actividad económica».